Con una gran remontada sobre el final, 9 de Julio de Morteros superó a Hindú y volvió a la senda del éxito. Con la victoria, el elenco de Marcelo Mengoni logró salir del último escalón de las posiciones.

Ya no es casualidad. Después de la novena fecha, en la que recibió un cachetazo ante El Tala en San Francisco, hizo un clic. Cambió el chip. Por lo menos fuera de casa, donde no volvió a perder. Con un gran cierre, en el que metió un parcial de 10-2 a menos de dos minutos para el final, 9 de Julio de Morteros venció a Hindú por 81-77 y alcanzó el tercer éxito al hilo en las rutas cordobesas. Claro, su recinto sigue siendo una asignatura pendiente. Es por eso la irregularidad del conjunto del noreste provincial. Pese a eso, y gracias a algún resultado ajeno, con el triunfo se fugó de la novena posición, el único lugar que no otorga pasaporte a la próxima instancia de la Liga Cordobesa Crelech.

Sin pensar demasiado y aprovechando el desorden local, 9 de Julio tomó la posta rápidamente. En un abrir y cerrar de ojos, la visita se adelantó en el marcador (8-2). La dupla extranjera conformada por Radbel Hechavarría (29 puntos) y Marcus Sikes (25 tantos), que marcó el termómetro del celeste, se adueñó de la zona pintada y comenzó a lastimar una y otra vez. A su vez, la ofensiva del equipo de barrio General Paz lucía perdida. Con muchos errores y malas ejecuciones, el dueño de casa colaboró en la arremetida del rival. A esa altura, la ausencia de Gastón Whelan (citado para la preselección argentina U18), se hacía sentir. Los comandados por Marcelo Mengoni presionaron cada salida de Gabriel Bútori (17 unidades, en 40 minutos), y el anfitrión se fue quedando sin vías de salida. Pese a eso, algunos pasajes de Javier Tuja y Federico Duelli (todavía no recuperado ciento por ciento de la lesión en la rodilla) hicieron que el marcador no evidencie tanta distancia al cabo de la primera mitad (39-43).

Radbel Hechavarría fue el máximo anotador de la noche y fue fundamental para que 9 de Julio salga del fondo. // GALERÍA DE FOTOS

La vuelta marcó, otra vez, la máxima distancia para los de Morteros (50-41). Más allá de eso, todo cambió. Y fue en un instante. De repente apareció Juan Filloy (18 puntos) en todo su esplendor (figura indiscutida de Hindú), y los capitalinos comenzaron a ver el horizonte. Mucha defensa, actitud en todas las líneas y latigazos desde el perímetro (y una falta antideportiva y otra técnica a Diego Cañete), hizo que los de Marcelo Arrigoni pasen a dominar las acciones (64-60), tras un parcial ampliamente favorable: 23-10. Los últimos 10 minutos fueron para el infarto. Con más ganas y empuje que otra cosa, los dos salieron a dar el golpe definitivo. Ese que derrumbe categóricamente la autoestima del oponente. Pero nada de eso pasó. Siempre con la ventaja a favor de Hindú, fueron palo a palo hasta el final. Restaban menos de dos minutos, y “el Tachero” ganaba 75-71. Y se quedó ahí. O, mejor dicho, arrancó el atropello del “9”. Con una ráfaga de Cañete, que pasó de villano a héroe tras convertir un doble y un triple, los del interior dieron vuelta una historia que comenzó favorable, pasó a ser pura incertidumbre, pero que terminó con un final feliz.

¿Consuelo para Hindú? Pese a caer después de cuatro partidos, se aseguró un lugar entre los ochos que seguirán peleando por un lugar en el Torneo Federal.

SÍNTESIS

Hindú (77): Gabriel Bútori 17, José Fornaciari 12, Juan Filloy 18, Manuel Cadenazzi 8, Javier Tuja 14 (FI), Dino Dellizzotti 0, Federico Duelli 5, Juan Cavagliatto 3 y  Santiago Jamardo 0. DT: Marcelo Arrigoni.

9 de Julio (81): Emmanuel Forrest 4, Leandro Saavedra 2, Hernán Ferrero 2, Radbel Hechavarría 29, Marcus Sikes 25 (FI), Diego Cañete 11, Guillermo Gatto 5, Agustín Leiva 0 y Luciano Festa 3. DT: Marcelo Mengoni.

Parciales: 1° Hindú 20-9 de Julio 27, 2° 19-16 (39-43), 3° 25-17 (64-60) y 4° 13-21 (77-81).

Árbitros: Marcelo Pérez y Walter Niedfeld.

Cancha: Hindú Club.

—————————————————————————————————————-

VISITÁ LA GALERÍA DE FOTOS DEL PARTIDO

—————————————————————————————————————-

Por FBPC