30 de noviembre de 1997. La Liga Provincial se pone en marcha. El presidente de la Federación, Hilario Serlin, recibe de manos de Luis Remonda, de La Voz del Interior, la Copa Challenger.
30 de noviembre de 1997. La Liga Provincial se pone en marcha. El presidente de la Federación, Hilario Serlin, recibe de manos de Luis Remonda, de La Voz del Interior, la Copa Challenger.

 

Este jueves 3 de noviembre se realizará el lanzamiento oficial y el viernes 11, la bola anaranjada irá al aire, decretando el inicio de la competencia. No será, evidentemente, un comienzo más: se trata de la inauguración de la 20ª temporada de la Liga Provincial de Clubes –ahora denominada Liga Cordobesa Crelech-, aquel sueño que comenzó a rodar en 1997 y que se fue transformando en una de las competencias provinciales más apasionantes y con mejor reputación en todo el país.

A través de las páginas del libro «80 años de oro» de la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba, escrito por el periodista Gustavo Farías, repasaremos algunas joyas de archivo de aquella primera temporada del máximo certamen de clubes de nuestra provincia, en un pasado que se entrelaza en numerosos caminos con el presente.

En aquella oportunidad participaron 17 clubes, divididos en dos categorías, en tanto que en esta 20ª temporada habrá 16 instituciones. Ocho de ellas, es decir exactamente la mitad, se repiten en la punta de los extremos, entre 1997 y 2016/17. El Tala y El Ceibo de San Francisco, 9 de Julio de Río Tercero, 9 de Julio de Morteros y Banda Norte de Río Cuarto estuvieron en la categoría “A” de la primera edición y volverán a competir en la temporada que se avecina. Por su parte, Pilar Sport de Pilar, Unión de Oncativo y Sparta de Villa María jugaron en la categoría “B” en el debut del torneo y ahora serán parte de la máxima categoría.

Las curiosidades del destino marcaron, además, dos situaciones casi fotocopiadas entre 1997 y 2016.

En la primera temporada, la competencia comenzó con el cruce de dos equipos de San Francisco: en aquella ocasión, el Tala venció a El Ceibo 113 a 84, con 31 puntos de Mauricio Araujo, 23 de Fernando Benavídez y 21 de Gerardo Secrestat, en un equipo que llegaría a la final de ese primer torneo.

A 19 años de aquel juego, los mismos rivales se cruzarán en la primera fecha de la temporada 2016/17 de la Liga Cordobesa Crelech, el viernes 11 de noviembre a las 22, en cancha de El Ceibo.

El domingo 30 de noviembre de 1997, el lanzamiento oficial de la Liga Provincial se llevó a cabo en el Club Sportivo 9 de Julio de Río Tercero, que recibió a Banda Norte de Río Cuarto, en un clásico cordobés de larga data y en presencia de las máximas autoridades de la Federación, incluido el presidente Hilario Serlin.

Como si el destino hubiera querido jugar con las casualidades, ambos equipos quedaron ubicados en la misma zona luego del sorteo realizado recientemente y, para estrechar las manos del presente y el pasado, el viernes 11 de noviembre a las 21.30 reeditarán aquel histórico cruce.

 

 

A continuación, el fragmento del libro «80 años de oro» de la FBPC, obra del periodista Gustavo Farías.

 

Liga Provincial, un sueño cumplido

La idea había comenzado a germinar unos años antes. Si bien la Federación nunca abandonó sus competencias provinciales, faltaba el estímulo necesario para dar forma a un torneo de jerarquía que integrara a todas las asociaciones afiliadas. Había que reflotar los viejos campeonatos provinciales de clubes, nacidos en 1970, cuya disputa naufragó una década más tarde ante la negativa de los dirigentes a embarcarse en torneos deficitarios y de escasa repercusión.

Después de innumerables reuniones en las que se analizó su puesta en marcha, el sueño se cristalizó el 28 de noviembre de 1997, en un nuevo aniversario de la Federación, con el lanzamiento de la primera Liga Provincial de Clubes Campeones.

“El básquetbol comienza a recorrer la provincia”, decía la portada de deportes de La Voz del Interior. El certamen, con una duración de cinco meses, recorrería toda la geografía provincial con la participación de los campeones y subcampeones de las asociaciones componentes de la Federación. El premio final: dos pasajes para el Regional C, cuyo ganador se aseguraba un lugar en el Torneo Nacional de Ascenso (TNA), antesala de la codiciada Liga Nacional.

Un total de 17 clubes tomaron parte de la edición de apertura.

Por la Categoría A participaron 11 equipos: El Tala y El Ceibo (San Francisco), Atlético y Sportivo 9 de Julio (Río Tercero), Asociación Atlética Banda Norte y Centro Cultural Alberdi (Río Cuarto), Universitario (Córdoba), Independiente y Vélez Sársfield (Oliva), Asociación Deportiva 9 de Julio (Morteros), Almafuerte (Las Varillas).

Por la Categoría B lo hicieron Alianza Jesús María, Club de Empleados Banco de Córdoba, Pilar Sport Club (Pilar), Deportivo Unión (Oncativo), Deportivo Sparta (Villa María) y San Vicente (Bell Ville).

Fueron los encargados de abrir el novedoso certamen los clásicos rivales sanfrancisqueños, El Tala y El Ceibo.

Los primeros, que a la larga serían principales actores del torneo, lograron una cómoda victoria por 113-84 (parcial 53-41).

El Tala (113): F. Cavallo 5, Araujo 31, Secrestat 21, Benavídez 23, D. Binner 14 (FI); J. Giletta 4, A. Strina 11, Bertorino 2, O. Ferreyra 2. DT: Gustavo Corsini.

El Ceibo (84): Rosso 7, Ascensio 5, Mandrile 23, Mancuso 6, Finello 10 (FI); Vignolo 7, Guillermo Giampieri 3, Macagno 21, Diego Giampieri 2, Darío Giampieri 0. DT: Aldo Manzotti.

Cancha: El Tala. Árbitros: Pablo Oyola y Luis Loyola.

Ese mismo día, en Villa María y por la Categoría B, Sparta venció a San Vicente de Bell Ville 72 a 66.

 

La Liga Provincial se lanzó oficialmente en 1997, en la ciudad de Río Tercero. Allí, Nueve de Julio enfrentó a Banda Norte.

La Liga Provincial se lanzó oficialmente en 1997, en la ciudad de Río Tercero. Allí, Nueve de Julio enfrentó a Banda Norte.

Presentación en Río Tercero

El lanzamiento oficial de la Liga Provincial tuvo su acto principal en el Club Sportivo 9 de Julio, de la ciudad de Río Tercero. Fue el domingo 30 de noviembre de 1997, a dos años de que las fatídicas explosiones de la Fábrica Militar volaran parte de la ciudad el 3 de noviembre de 1995.

Hilario Serlin, en su carácter de presidente de la Federación, resaltó la importancia que fuera Río Tercero la sede de dicho acto: “Es muy importante que en esta ciudad tan castigada se realice el lanzamiento oficial del torneo. Porque los habitantes de Río Tercero están apostando al deporte, que es como apostar a la vida”. La Liga Provincial daba así sus primeros pasos.

 

Universitario marcó el camino

La culminación de la primera edición de la Liga tuvo un desenlace inesperado. Los finalistas, Universitario y El Tala de San Francisco, se encargaron de sorprender a todos con un playoff atrapante, en el cual ninguno supo ganar en condición de local. La presión ejercida por el propio público pesó decisivamente sobre los dueños de casa y, por el contrario, agrandó a los visitantes.

La serie final, pactada al mejor de tres juegos, se abrió en la Lomita, el 2 de mayo de 1998. Allí, la U sufrió un duro revés al caer 119 a 101, en un partido abierto y donde la figura de Mauricio Araujo, en la visita, resultó clave para los del Este. El ayuda base anotó 35 puntos y fue bien secundado por el experimentado Fernando Benavídez, con 29. En el local, Di Tulio aportó 21.

Seis días más tarde, en San Francisco, Universitario forzó un tercer y decisivo juego al ganar 88 a 75 con 22 puntos de R. Margarit y 21 de Ariel Kulinski. Los “estudiosos” mostraron por momentos un juego contundente y a los 6 minutos ya anticipaban una noche feliz con un cómodo 20 a 7. Con triples de Kulinski y Valdemarín abrió la defensa del local y se fue al descanso 43 a 34 para dominar el marcador hasta el cierre. Para El Tala no alcanzaron los 24 puntos aportados por Araujo.

El 10 de mayo, ante un estadio colmado que esperaba la coronación de los sanfrancisqueños, Universitario ratificó todo lo bueno que había mostrado en el segundo juego y consiguió dar la vuelta olímpica al vencer 96 a 84.

Ejerciendo un acertado control sobre el ataque local, sólo padeció la puntería del ayuda base Araujo y el ala Gerardo Secrestat, de quienes dependían todas las ofensivas de El Tala. Sacó una luz de 10 puntos antes del descanso (49-39) y en el complemento se adueñó de ambos tableros, lo que le permitió jugar con el reloj y llegar al final sin sobresaltos.

SÍNTESIS

El Tala (84): F. Cavallo 7, M. Araujo 25, Gerardo Secrestat 26, Fernando Benavídez 9, D. Binner 7 (FI); J. Giletta 3, O. Ferreyra 3, A. Strina 4. DT: Gustavo Corsini.

Universitario (96): Osvaldo Actis 11, F. Valdemarín 12, R. Margarit 12, Martín Avaro 11, Ariel Kulinski 17 (FI); J. Di Tulio 26, José Arnoletto 7. DT: Juan González.

Por FBPCweb