En la apertura de la cuarta fecha de la Liga Provincial de Clubes “B”, Centro Social hizo pesar la localía y se impuso sobre Porteña en el duelo de punteros. Así, quedó como único líder e invicto de la competencia.

Todos, pero todos los condimentos, anunciaban un final así. El calor, la humedad y, sobre todo, el choque de los dos punteros de la Liga Provincial B, invitaban a imaginar un partidazo. Y el pronóstico no falló: en la apertura de la cuarta fecha del certamen, Centro Social venció a Porteña 71-67 y se aseguró la exclusividad en el primer lugar de la tabla de posiciones.

En un juego cerradísimo, el local se impuso a fuerza de corazón y tenacidad para revertir pasajes y números sumamente adversos. Demostrando por qué llegaba invicto al cruce, Porteña dominó de la mano de Pablo Righetti (17 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias) y se fue al descanso largo arriba 42-37.

El conjunto de Brinkmann, que sufrió su escasa efectividad (lanzó 34 por ciento de cancha), dio vuelta la historia con un enorme esfuerzo colectivo para pelear bajo los aros (ganó los rebotes 37-24) y la aparición de Lucas Riboldi, que burló la baja puntería y se despachó con 24 puntos (8/13 de cancha). Así, dejó igualadas las cosas de cara a los últimos diez minutos y, en el tramo final, metió el parcial de 15-11 que le dio la victoria y la punta.

Consultá la planilla online de Centro Social 71-67 Porteña

> Foto: Gentileza Formación Inicial.

Por FBPC