Como viene sucediendo en los últimos años, la Córdoba se quedó con el Campeonato Provincial de Mayores y gritó tricampeón en Villa Carlos Paz. En la final, derrotó al sorprendente Río Cuarto.

Desde el arranque tenía un sabor especial. Poco común. La única condición que había puesto el entrenador Mauro Felauto era, a diferencia de los torneos pasados, poder contar con la mayoría de los jugadores de Instituto (club que dirige). ¿Las razones? Realizar un trabajo más específico en la preparación, sin perder demasiado tiempo en el camino. Eso sí, sin dejar de lado el protagonismo y las obligaciones.

¿Resultado? No sólo que, por momentos, Córdoba jugó en gran nivel, sino que lo hizo con compromiso, mostrando un alto grado de responsabilidad y logrando el  objetivo. En un juego totalmente distinto al de la fase preliminar, los capitalinos aplastaron a Río Cuarto por 81-49 y se consagraron, por tercera vez consecutiva, campeones del Provincial de Mayores disputado en el club Pesca de Villa Carlos Paz.

Juan Seia, uno de los estandartes del campeón, fue el primero en colgarse del aro para llevarse la red.

Demasiado contundente. Así, fue Córdoba de principio a fin. Tres bombas de Juan Seia en el amanecer del juego, ofrecieron una clara imagen de lo que sería el desarrollo del juego en sí. Es más, apenas algo más de cuatro minutos tardó, el quinteto inicial de Felauto, en abrir su cuenta personal. Antes del desenlace del primer cuarto, el DT de Instituto ya había cambiado todo los jugadores que empezaron. Diferencias, entre uno y otro, por donde se las busque. El entretiempo marcó un contundente 45-22 para los capitalinos y ya, a esa altura, estaba todo concluido.

Cuando se propuso atacar estacionado, volvió loco a los del Imperio del Sur. Cuando decidió presionar, obtuvo grandes réditos: recuperó la bola con facilidad y corrió la cancha (lo que mejor sabe hacer). Los capitalinos fueron demasiado para Río Cuarto que, dejando de lado al campeón (perdió los dos encuentros), fue superior al resto de los seleccionados. Ni siquiera el notable esfuerzo. Tampoco la enorme voluntad. No le alcanzó nada al elenco de Daniel Carbonari frente al indiscutido vencedor. Córdoba, al igual que los dos últimos años, grita campeón. De principio a fin, ganando cada uno de sus juegos, fue el mejor de todos.

El presidente de la Federación, Mario Ontivero, entregó la Copa «Armando ‘Cacho’ Díaz» al campeón.

SÍNTESIS

Córdoba (81): Adrián Forastieri 4, Juan Seia 9, Gastón Sieiro 12, Mariano Gervasio 8, Mauro Bulchi 5 (FI); Javier Tuja 12, Carlos Flores 8, Álvaro Imaz 5, Fernando Ghella 5, Germán Colli 3, Germán Parer 7 y Federico Pérez Da Rold 3. DT: Mauro Felauto. AT: Gustavo Yarochevsky.

Río Cuarto (49): Javier Llanos 6, Ramiro Imaz 10, Juan Novatti 10, Guillermo Giuliodori 2, Federico Varisco 3 (FI); Nicolás Peña 8, Franco Barjacoba 3, Mauro Meneguzzo 0, Emanuel Bustos 5, Matías Vicario 0, Mauricio Ciravegna 2. DT: Daniel Carbonari. AT: Emanuel Garello.

Parciales: 1º Córdoba 22-Río Cuarto 12, 2º 45-22, 3º 64-32 y 4º 81-49.

Árbitros: Oscar Martinetto, Alberto Ponzo y Maximiliano Moral.

Estadio: Roberto Germanetto (Club Pesca – Villa Carlos Paz).


Por FBPC