El décimo Encuentro Provincial de Mini «Tatá Flores» inundó de básquet, alegría y felicidad las 13 sedes en la ciudad de Córdoba

Rosco parece caminar por el aire rumbo al aro: las caras de asombro de los niños reflejan la pasión con la que se vivió un día imborrable (Fotos: Leticia Argüello Masjoán)

 

Felicidad, pasión, alegría, amistad y recuerdos imborrables. Básquet, música, bailes, risas y nada de estar prendidos al “celu”. Deporte, energía, ganas de jugar más y más. La lista podría seguir: es, de todos modos, un buen resumen. Todos esos condimentos se combinaron este sábado 18 de mayo para darle forma a un plato formidable: la décima edición del Encuentro Provincial de Minibásquet «Tatá Flores», que se desarrolló en la ciudad de Córdoba.

En un año muy simbólico, el de su décimo aniversario, la gran fiesta del Mini cordobés se desplegó en 13 sedes de la capital provincial, para darle forma a una jornada inolvidable para los más chicos. El acto de cierre, en un colmado estadio de Unión Eléctrica, fue el adiós perfecto y dejó postales para atesorar durante largo tiempo.

 

 

El «Tata Flores» se vivió de manera intensa en los clubes General Paz Juniors, Matienzo, Parque Vélez Sársfield, Racing, Barrio Maipú, Universitario, Poeta Lugones, Talleres, Hindú, Atenas, Rieles Argentinos, Macabi-Noar e Instituto. A todos ellos, la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba les agradece especialmente por ceder sus instalaciones y mostrar una gran capacidad de trabajo.

 

 

La décima edición del ya clásico Encuentro Provincial de Mini contó con la participación más de 1.100 niños y niñas de equipos masculinos y femeninos de las 11 asociaciones que componen la FBPC. Todas las actividades fueron organizadas y fiscalizadas por el Departamento de Mini de la FBPC, con la colaboración de numerosas instituciones pertenecientes a la Asociación Cordobesa (ACBB) y la coordinación del equipo de trabajo de la edición 2019.

 

 

En el acto realizado en Unión Eléctrica se dieron cita autoridades de la FBPC, dirigentes de diversas asociaciones que componen la entidad madre del básquetbol cordobés y representantes de la Agencia Córdoba Deportes.

 

 

Luego del ingreso de las Banderas de la Nación y de Córdoba, y de entonar el Himno en un estadio repleto, el primero en tomar la palabra fue Daniel Machado, presidente del Departamento de Mini de la Federación.

 

 

En un emotivo discurso, Machado agradeció a cada una de las personas que hicieron posible el Encuentro y, al dirigirse a los niños y niñas, les resaltó que habían pasado un día de básquet, felicidad, esfuerzo y amistad sin necesidad de utilizar sus teléfonos móviles ni otras pantallas. También les remarcó que debían ser agradecidos con sus familias por permitirles hacer un deporte y vivir jornadas como las del «Tatá».

 

 

Posteriormente tomó la palabra el deportista olímpico Mariano Reutemann, en representación de la Agencia Córdoba Deportes. El reconocido windsurfista destacó el significado y los valores del deporte en la vida de los niños y niñas.

Más tarde, el presidente de la FBPC, Mario Ontivero, agradeció a las personas e instituciones que posibilitaron que se concretara una brillante edición del Encuentro. Además, destacó el legado de «Tatá Flores», un legendario entrenador al que se homenajeó designando con su nombre a esta fiesta clásica del Mini cordobés.

 

 

La máxima autoridad de la Federación entregó una plaqueta a “Maru” Garello, coordinadora general de la edición 2019 del Encuentro, e invitó a Hilario Serlin, presidente honorario de la FBPC, para que éste realizara una semblanza de la historia y el presente del «Tatá».

 

 

Después llegó el momento de la explosión de alegría. El ingreso de Rosco, la tradicional mascota del básquet argentino, desató una fiebre muy particular y permitió que los niños y niñas de todas las delegaciones presentes disfrutaran de una diversión con valor agregado: regalos, entretenimientos, imágenes increíbles con las acrobacias de la mascota y muchos juegos que regalaron sonrisas a montones.

 

 

Durante toda la jornada también tuvieron activa participación otras autoridades de la Federación: el secretario general, Horacio Cano; la protesorera, Carla Copetti, y el secretario del Departamento de Mini, Adrián Gómez Nellar.

Sobre el cierre, Gómez Nellar remarcó el agradecimiento a todos los clubes que participaron y a las instituciones involucradas en la organización: los 13 clubes en los que hubo actividades del Encuentro y Unión Eléctrica, el escenario del inolvidable cierre. También subrayó la participación de equipos de las 11 asociaciones, algunos de ellos con dos planteles.

 

 

Por último, Gómez Nellar recordó a Mario Bachiochi, dirigente villamariense que hace largos años propuso la rotación de sedes del Encuentro Provincial de Mini. Desde entonces, el «Tatá» alternó la organización en diversos puntos de la geografía provincial y, en ese marco, dos asociaciones ya manifestaron su interés para organizar la edición 2020.

 

 

“Maru” Garello, la coordinadora general del décimo «Tatá», mostró toda su emoción luego de recibir una plaqueta por su enorme tarea organizativa y enfatizó el trabajo realizado por varias personas durante largas semanas con un único objetivo: concretar lo que fue un Encuentro impecable, entretenido, plagado de diversión y sin ningún inconveniente ni contratiempo.

 

 

La dirigente de Santo Tomás subrayó el entusiasmo y la predisposición de los directivos, delegados, profes, padres y colaboradores que trabajaron en las 13 sedes en las que se jugó la décima edición del «Tatá». En ese contexto, celebró que cada club que actuó como sede tuvo empeño, mucho trabajo y, también, buenas dosis de creatividad: en los distintos escenarios de juego hubo visitas guiadas, mascotas, baile y entretenimiento, campeonatos de triples, partidos de planteles completos contra planteles completos, sorteos de prendas firmadas por ídolos del básquet cordobés, comidas compartidas, vestuarios ambientados como si fuesen destinados a jugadores de Primera y mucho más.

 

 

La Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba agradece, por diversos motivos, la colaboración fundamental de Spalding, Banco de Alimentos, Mariano Max, Pritty, Arcor y Danal. Todas esas firmas y empresas resultaron decisivas para que los niños y niñas vivieran una jornada difícil de olvidar.

 

 

GALERÍA DE FOTOS

 

 

CONTENIDO RELACIONADO

Décima edición del Encuentro Provincial de Minibásquet «Tatá Flores»: el listado completo de equipos participantes

Décima edición del Encuentro Provincial de Minibásquet «Tatá Flores»: la distribución de equipos en cada una de las sedes

Décima edición del Encuentro Provincial de Minibásquet «Tatá Flores»: info clave, direcciones, sedes, mapas y contactos de delegados