Junto a la Agencia Córdoba Deportes, el periodista y jugador de básquet adaptado Emilio Álvarez cumplió un rol esencial para que el combinado SICA brille en la Liga Nacional. Disfrutá de una charla imperdible.

Habla en primera persona. No puede evitar el “nosotros”. Aunque lo vea desde afuera, cumpliendo su función de periodista, se siente uno más del equipo: hablar con objetividad, desligándose de todos sus sentimientos, le resulta imposible. Y está bien que así sea. Porque Emilio Álvarez es una parte esencial del sueño que cumplió el combinado del SICA, que el pasado fin de semana, ante su gente, ganó de manera invicta el primer cuadrangular final de la Liga Nacional “C” de básquet en silla de ruedas y quedó a un pasito del ascenso.

Resulta que, apenas recibió la invitación para sumarse a la Agencia Córdoba Deportes, no dudó un segundo. En sus primeras reuniones, planteó una ilusión que parecía imposible: recuperar el básquet adaptado cordobés. “Cuando presentamos este proyecto en la Agencia, pensaron que iba a ser un sueño, pero lo fuimos logrando de a poquito. SICA no cumplía los requisitos para entrar en la Liga Nacional, entonces lo que hicimos fue buscar, dentro de nuestra liga, la cantidad de chicos para cumplir con los 15 jugadores para poder jugar”, relata Emilio en diálogo con Básquet de Córdoba, minutos después de festejar como un jugador más el logro obtenido por el SICA.

Conformado el equipo, el proyecto ya no tuvo marcha atrás: “De esa forma pudimos concretar un combinado cordobés y anotarnos en la Liga Nacional de Básquet, categoría ‘C’. Nunca pensamos que podíamos avanzar como lo estamos haciendo: ganamos este primer cuadrangular y ya entramos en el segundo, invictos y con tres partidos consecutivos ganados con un amplio margen”, agrega, mientras destaca el apoyo del director de la Agencia, Medardo Ligorria, y del vicegobernador Héctor Campana.

Por eso, el “nosotros” le nace desde adentro. Más, si piensa en lo que viene, en ese segundo cuadrangular que se disputará en Mar del Plata y que podría otorgarle el ascenso al SICA: “A fines de noviembre nos va a tocar jugar en Mar del Plata, y si Córdoba tiene la potencia basquetbolística que está teniendo, me parece que fácilmente podríamos estar descorchando y concretar ese sueño tan maravilloso que le planteamos a la Agencia”.

Junto al equipo. Emilio (de negro, a la derecha), celebró como un integrante más del plantel los triunfos del combinado cordobés del SICA.

Una voz autorizada

Claro que, pese a la emoción que le genera ver su proyecto hecho realidad, no abandona el rol de periodista, que tanto lo apasiona y lo lleva de un lado al otro preparando partes de prensa sobre cualquier actividad deportiva que tenga lugar en nuestra capital. Entonces, se toma unos minutos para analizar el nivel que mostró el combinado cordobés durante el cuadrangular, disputado en el Club Maipú.

-¿Cómo viste al equipo en este fin de semana?

-Lo vi mucho más completo. A mí me tocó viajar a Tucumán, que fue la primera experiencia que tuve viajando con el equipo y después, hace un mes, cuando nos tocó ser locales nuevamente. Esta vez los vi mucho más sueltos, con mucho entendimiento en los pases, trabajo de cortinas y ayudas. No hacía falta que se griten en la cancha entre ellos, sino que con señas y miradas los jugadores ya se entendían y sabían qué posición tomar sin que el entrenador Juan Domínguez tuviera que estar diciéndoles cuál era su lugar. Eso me llamó la atención, estaba muy bien parado el equipo.

-En el SICA, durante las competiciones locales, muchos de estos muchachos son tus compañeros. ¿Qué les podés decir?

-¡Uy! ¿Qué mensaje? Que me siento muy orgulloso de ellos, porque yo me inicié en el SICA y fui viendo cómo ellos se iban sumando. La verdad es que estoy muy contento y orgulloso porque veo que ellos van absorbiendo la enseñanza mía y de Juan (Domínguez). Estamos dejando un semillero, lo cual es muy importante y ojalá que sea contagioso para otros. Mientras yo pueda, van a tener siempre mi ayuda. Desde  el banco, como prensa, o desde donde sea.

-¿Te vas a Mar del Plata ahora?

-Ojalá –se ilusiona-. Ojalá que pueda estar en Mar del Plata. Hoy no te puedo decir sí o no, porque eso será cuestión de la vida y el destino, pero el boleto lo estoy sacando seguro. Estuve en las dos fechas anteriores, en Tucumán y acá en Córdoba, así que ojalá que pueda ir.

-Y terminar festejando en la playa…

-Que vayamos a la playa a festejar con todos los chicos del SICA, el combinado cordobés.


Por FBPC