Lautaro González y Eduardo Blengini, los técnicos finalistas (Fotos: Gentileza Malena Noves y Diario Sports)

 

Lautaro González, entrenador del invicto Poeta Lugones de Córdoba, y Eduardo “Mara” Blengini, técnico del rendidor y ambicioso 9 de Julio Olímpico de Freyre, palpitan a pleno las horas previas a la gran final de la Liga Cordobesa masculina 2019.

A su modo, ambos viven con intensidad la espera de una definición inédita entre dos equipos que arribaron por primera vez en la historia a jugar por la máxima corona del básquetbol provincial.

Antes del inicio de la serie por el título, que tendrá su primer capítulo este viernes 22 en la ciudad de Córdoba, los dos entrenadores respondieron un cuestionario común planteado por el Departamento de Prensa de la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba.

 

Foto: Prensa Poeta Lugones / Gentileza Malena Noves

 

–¿Qué significado tiene, para sus respectivos planteles e instituciones, haber llegado a la final de la Liga Cordobesa?

–Lautaro González (Poeta Lugones): Sin dudas, el significado es grandísimo. Ni los dirigentes ni nosotros, como staff técnico, pensábamos estar acá a esta altura. Estamos súper contentos. El significado es enorme para la institución. Si bien los objetivos del club no están relacionados con los resultados deportivos, sino mucho más orientados hacia lo social, esto ha movilizado a todo el barrio de manera increíble. Se nota en el club y también en los partidos como visitantes, a los que viajó muchísima gente. Están muy contentos los profes, los dirigentes, la gente del barrio: eso es lo que nos ilusiona también. Inclusive, el plantel es un grupo de amigos que juegan hace muchos años juntos y la pasan muy bien y disfrutan, por lo que llegar a la final tiene un valor incalculable.

–Eduardo Blengini (9 de Julio Olímpico): No descubro nada diciendo que el significado es importantísimo. Es algo buenísimo, para lo cual nos preparamos desde principios de año, cuando nos planteamos tener una idea de juego y una identidad bien definida. Eso nos llevó, en gran medida, a la final de la Liga Cordobesa. Para los dirigentes, llegar a una final en nuestra segunda participación en la Liga también es un logro importantísimo. El mérito es compartido: tanto de los jugadores, como del cuerpo técnico y de los dirigentes. Lo estamos disfrutando en la manera en que se puede, sabiendo que este viernes tenemos una responsabilidad muy grande, que es empezar a jugar la serie final.

 

Foto: Gentileza El Periódico de San Francisco

 

–¿Cuáles son las razones esenciales por las cuales sus equipos cumplieron excelentes campañas y se clasificaron para la gran final?

–Lautaro González: El mérito de los jugadores es inmenso. Son chicos que estudian y trabajan. Llegan a las corridas a entrenar y lo hacen con gusto, con energía. De esa manera, a la larga o a la corta, las cosas terminan funcionando. Hemos trabajado muy bien. De hecho, creo que somos “otro equipo” respecto del que éramos en la primera mitad del año. La idea era esa: crecer a medida que transcurría el tiempo. Lo hablamos antes del torneo: ganábamos en el torneo local sin un buen funcionamiento, con ausencias, pero de a poquito, concientizándonos, fuimos acomodando las cosas y creciendo hasta convertirnos en finalistas.

–Eduardo Blengini: No sé si hay una sola razón esencial. Hemos sido un equipo muy regular, muy parejo, en el cual no hay un jugador que sobresale por encima del resto de sus compañeros. Hay varias cuestiones que hacen que hoy estemos jugando una final. El torneo ha sido muy parejo y con esa regularidad de la que hablaba creo que logramos una ventaja. Además, este equipo fue solidario: supimos que un día podía jugar mejor uno que otro, sin dejar de lado la idea con la que nos sentimos cómodos, corriendo la cancha y defendiendo en diferentes situaciones. Ahora falta lo más lindo y ojalá estemos a la altura de una final como la que se viene. Nos preparamos para una serie de cinco partidos y esperamos con ansiedad el juego del viernes.

 

Foto: Prensa Poeta Lugones / Gentileza Malena Noves

 

–¿Qué virtudes fundamentales tiene el rival con el que se cruzarán en la serie por el título?

–Lautaro González: 9 de Julio es, con diferencia, el mejor equipo con el que nos vamos a enfrentar. Está lleno de virtudes y por eso está en la final. Tiene un equipo con jugadores reconocidos, de jerarquía, como Luis Martina, acaso el de mayor renombre y trayectoria. El estilo de juego está bien marcado: corren súper bien la cancha, especialmente con Luciano «Luti» García en cancha, porque él les da mucho vértigo. Además, todos se pasan muy bien la pelota. Tienen, inclusive, porcentajes de dos y tres puntos que no son de esta categoría, sino de un nivel superior: tiran casi siempre bien y, por ende, se dan esos porcentajes de aciertos. Otra cosa para destacar es que tienen mucho corazón, mucho carácter.

–Eduardo Blengini: La gran virtud de Poeta es la gran defensa que tiene. En ataque, además, puede brillar un día un jugador y un día otro. Se pasan muy bien la pelota. Cuando toman el rebote, salen muy rápido, para tratar de anotar en los primeros 5 ó 6 segundos. Y muchas veces lo consiguen. Es, además, un equipo que juega hace mucho junto. No descubro nada nuevo diciendo que también están invictos: eso es todo un dato. Creo que vamos a tener una gran final.

 

Foto: Gentileza Silvia Degiovani

 

–Llegado este momento histórico para sus equipos y sus clubes, ¿apuntan a disfrutar de esta instancia más allá del resultado final de la serie?

–Lautaro González: Sin duda, el objetivo número uno, por el cual estamos los profes y los jugadores acá, es disfrutar. Si no lo disfrutamos, por más que ganemos no sirve. Acá en el club, la idea para encarar cualquier tipo de torneo es disfrutar cada paso. Cada uno tiene sus obligaciones y ninguno vive del básquet: si no disfrutamos, nada de esto tiene sentido. En estos últimos meses, el ritmo vertiginoso de partidos entre la Liga Cordobesa y el torneo local, tal vez nos impidió ser conscientes de dónde estamos parados. Pero ese grado de inconsciencia también me gusta: está bueno para lo que viene.

–Eduardo Blengini: En lo personal, a mí se me hace muy difícil disfrutar. Seguramente, con el paso del tiempo vamos a valorar la instancia a la cual hemos llegado. Estamos acá y queremos ser campeones: el objetivo está puesto en esto. Enfrente tenemos un rival que fue el N° 1 de la fase regular y el disfrute queda relegado. En los jugadores tal vez exista un poco más de chances de disfrute, pero nuestra responsabilidad, como cuerpo técnico, es tratar de plantear la mejor serie y que los partidos salgan de la mejor manera. Con el tiempo podremos ver dónde estamos y estuvimos parados, pero es muy difícil disfrutar en una instancia como la que estamos.

 


Entrevistas y producción: Gabriel Rosenbaun


 

CONTENIDO RELACIONADO

Liga Cordobesa: Poeta Lugones y 9 de Julio Olímpico abren una histórica serie final

Liga Cordobesa: 23 datos y curiosidades estadísticas para esperar la gran serie final de la 23ª temporada

Liga Cordobesa: la campaña completa de Poeta Lugones de Córdoba camino a la gran final de la temporada 2019

Liga Cordobesa: la campaña completa de 9 de Julio Olímpico de Freyre camino a la gran final de la temporada 2019

Liga Cordobesa: programa de partidos de la serie final entre Poeta Lugones de Córdoba y 9 de Julio Olímpico de Freyre

 

Por FBPCweb