Gastón Luchino: «Sacamos 30 de ventaja y no nos relajamos: seguimos defendiendo duro, corriendo y metiendo»

Luchino, la usina generadora en una noche inolvidable para Nueve de Río Tercero (Foto: Malena Noves – especial para FBPC)

 

Tuvo una noche perfecta. De principio a fin. En la previa, Gastón Luchino recibió su distinción como integrante del Quinteto Ideal de la Liga Cordobesa Crelech 2016/17, en el que además fue elegido como el Jugador Más Valioso hasta las semifinales. En la cancha, el riocuartense la rompió: fue el generador de alto voltaje, el cerebro y el goleador (¡qué combo!) de Nueve de Julio de Río Tercero en la victoria sobre 9 de Julio de Morteros por 105 a 70, resultado que le permitió ponerse 3-2 en la serie final y quedar a una victoria de la consagración.

El capitán del Patriota anotó 31 puntos, con una puntería notable: 7/8 en triples, 4/6 en dobles y 2/2 en libres. De esta manera, Luchino alcanzó a Ramiro «Pepi» Maldonado en lo más alto de la tabla de goleadores de la serie por el título: ambos suman 79 unidades en cinco juegos, con un promedio de 15,8 puntos por juego.

Luego del juego, la figura sobresaliente de la noche dialogó con el Departamento de Prensa de la FBPC.

Foto: Malena Noves – especial para FBPC

–¿Cuánto vale este triunfo, no sólo por el hecho de ponerse 3-2, sino por la forma en que ganaron este partido?

–Tengo una forma algo particular de ver las cosas y creo en playoffs, y en especial en una serie final, cada partido es un torneo. Lo de hoy tiene el significado en los números, porque estamos 3-2 y si ganamos el próximo viernes somos campeones. Y ellos tienen que ganar dos. Eso es una realidad. Pero nada más que eso. Tenemos que disfrutar esta noche, descansar y entender lo que hicimos bien para tratar de repetirlo. De todas maneras va a ser muy difícil. Tenemos que ir el viernes con todo a Morteros.

–Hablabas de disfrutar y descansar. ¿Recordás algún juego de una serie final en el que hayas disfrutado tanto como esta noche?

–Hoy se disfrutó mucho. Disfruté por el contexto también: estaban todos bien, todos metidos, totalmente enchufados. Eso me pone feliz, más allá de lo que haya hecho yo. Me pone feliz por la gente, por nosotros. Tuvimos un partido muy bueno en los dos costados de la cancha, pero también sé que ésta no es la diferencia entre un equipo y otro.

–¿Por qué se dio una brecha tan amplia desde el comienzo? Lograron la mayor ventaja en un partido de serie final de Liga Cordobesa en toda la historia.

–Pudimos plasmar lo que queríamos en defensa: eso nos permitió correr y, además, tuvimos gran efectividad. Defendimos, corrimos y le metimos efectividad. Ahí se marcó la diferencia. En el primer tiempo ya habíamos sacado 30 puntos y en ningún momento del partido nos relajamos. En el tercer cuarto seguimos de la misma forma: defendiendo duro, corriendo, metiendo. Por eso se dio esta diferencia.

–En este quinto juego fuiste el líder dentro de la cancha y en los próximos días tendrás que ser el líder fuera de la cancha: seguramente comenzarán a sentir ansiedad por cerrar la serie, pero ya anticipaste que cada juego es un torneo en sí mismo.

–En esas cosas hay que trabajar mucho. La cabeza muchas veces te traiciona. Hoy nos tocó estar bien y tenemos que entender que fue hoy nomás. El próximo viernes va a ser totalmente distinto. Tenemos que estar entrenados, preparados, porque ellos van a salir con todo y nosotros tenemos que contrarrestar lo que venga. El equipo va a trabajar en eso durante toda esta semana.

 

 


Cobertura: Gabriel Rosenbaun