Hindú detuvo a Estudiantes

En un duelo electrizante, el “H” dio el golpe y bajó de la punta a los del “Imperio del Sur”. La tranquilidad de Gabriel Bútori fue esencial para el ganador, que alcanzó la segunda posición y va por más.

La previa era prometedora. Porque no solo chocaban dos conjuntos con larga historia en la Liga Cordobesa Crelech. También, lo hacían en un momento más que positivo: ambos levantaron vuelo en la segunda rueda de la temporada y se afianzaron en la parte alta de la tabla de posiciones. El presente de los dos, luchadores hasta el cansancio, presagiaba un partido de alto nivel. Y no defraudaron: tras 40 minutos a pura intensidad, Hindú demostró que está para grandes cosas y venció en el último suspiro a Estudiantes en Río Cuarto por 78 a 76. Con el triunfazo, el “H” bajó al “celeste” de la punta y lo alcanzó en la segunda colocación, aunque con un partido más.

¿El desarrollo? También estaba cantado antes del enfrentamiento. Si el básquet es un deporte que respeta las estadísticas, este cruce no hizo más que confirmarlo. El resultado final reflejó de lo que se trataba: cara a cara, estaban los dos mejores equipos defensivos de la Liga (el local promediaba 78 puntos recibidos por noche, el visitante 77,8). Entonces, la marca pegajosa fue una constante y los espacios para atacar fueron escasos. Que la máxima diferencia entre uno y otro haya sido de apenas siete unidades (50-43, para “el tachero”, en el tercer cuarto), es todo un indicio de la intensidad asombrosa -y hermosa- que tuvo el juego.

Sin embargo, dentro de la paridad casi absoluta, el que siempre estuvo unos centímetros más cerca de la meta fue el elenco de Marcelo Arrigoni. Una ráfaga de José Fornaciari en el primer cuarto le permitió hacer pie, pese a los embates de Jorge Bagatoli (8 de sus 14 puntos hasta allí) que permitieron tomar la delantera al dueño de casa (18-16). En el segundo, después de algunas desatenciones aprovechadas por Leandro Giovana (17 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias) para correr la cancha y florearse (alley oop demoledor con Peter Lawal), encontró los triples de Juan Filloy (13 tantos al hilo) para reponerse e irse al descanso largo arriba por la mínima (39-38).

A la vuelta del vestuario, todo continuó con la misma tónica. Excepto por un factor fundamental: minuto a minuto, Gabriel Bútori hacía caso omiso al cansancio (no salió nunca, por la ausencia de Gastón Whelan) y manejaba los hilos con una maestría ascendente. Así, Javier Tuja se volvió más determinante, Dino Dellizotti recibió abierto para castigar de tres y la diferencia se estiró hasta aquellos siete puntos de distancia. ¿Posibilidad de un quiebre? Nada de eso. Giovana, Lawal y Federico Bonini (goleador con 19) se combinaron para meter un parcial de 12 a 7 y, una vez más, la paridad y la tensión cantaron presente (57-55).

Triple va, triple viene, la cuestión fue “palo y palo” hasta el final. Tanto así, que con 2m06s restantes, el tablero marcaba 73 por bando. En ese instante en el que reinaban los nervios, Bútori, figura indiscutida, se hizo dueño de la definición. Primero, con un bombazo desde la esquina. Y, después de la contestación de Juan Novatti (triplazo para igualar en 76), con un simple clave a 23s. Una pérdida de Sebastián Faure y otro libre de Filloy sepultaron cualquier esperanza de los del “Imperio del Sur”, que conocieron la derrota tras cinco jornadas y, ahora, comparten posición con su verdugo.

SÍNTESIS

Estudiantes (76): Sebastián Faure 2, Leandro Giovana 17, Juan Novatti 6, Peter Lawal 12, Jorge Bagatoli 14 (FI); Mauro Meneguzzo 0, Federico Bonini 19, Gustavo Ferrochio 0, Juan Salamone 6. DT: Horacio Freire.

Hindú (78): Gabriel Bútori 15, Juan Filloy 16, José Fornaciari 11, Manuel Cadenazzi 10, Javier Tuja 15 (FI); Dino Dellizotti 11, Federico Duelli 0, Juan Cavagliato 0. DT: Marcelo Arrigoni.

Parciales: Estudiantes 18-16 Hindú; 20-23 (38-39); 17-18 (55-57); 21-21 (76-78).

Árbitros: Alberto Ponzo y Maximiliano Moral. Comisionado: Juan Ledesma.

Cancha: Estudiantes Río Cuarto.

> Foto: Archivo Básquet de Córdoba / Ignacio Niño.