Horacio Muratore: Ver la alegría de los chicos es una bocanada de aire fresco

El presidente de FIBA Américas, que pasó por nuestra provincia para vivir el 4° Festival Internacional de Minibásquetbol, subrayó la relevancia del evento y analizó la vida de la Federación. Entrevista.

Por Nicolás Colautti / @ncolautti / @basquetfbpc

Con una sola frase, sintetizó las numerosas emociones que se vivieron durante el 4° Festival Internacional de Minibásquetbol. “Felicito a los chicos por haber elegido al deporte más hermoso del mundo”, lanzó ante los más de 900 niños que, el sábado, dieron un marco histórico al acto central realizado en el estadio del Corazón de María. Y sus palabras no sonaron exageradas: Horacio Muratore, presidente de FIBA Américas y destacadísimo dirigente argentino, disfrutó su estadía en Córdoba con intensidad máxima.

“Sólo el hecho de venir a Córdoba me pone contento y justo se juntaron varias cosas importantes, tanto en lo personal como en lo institucional”, afirma en la sede de la FBPC, en donde compartió cálidos momentos con las autoridades federativas. “El Festival es una manera de masificar el básquetbol. Descontamos que en Argentina nos tiene que ir bien, es la cuna del Mini. Personalmente he dejado otras cosas para darle mucho empuje a esto. Hay más de 8.500 chicos sumando todas las sedes. Ver la alegría de los chicos nos levanta el ánimo para seguir en esta dura lucha de la dirigencia, es una bocanada de aire fresco”, dice con satisfacción.

Pese a su largo recorrido en las distintas instituciones de nuestro básquetbol y el mundo, Muratore no olvida su origen. Sabe, profundamente, que la base de todo son los más chicos. “El Minibásquetbol está en la pirámide nuestra: abajo, la más grande y fuerte, la que solidifica a toda la estructura. Yo he nacido en el Minibásquetbol, en el club Tucumán BB. Mi padre era presidente y quedaba al frente de mi casa. He mamado todo lo que da el Mini, los frutos que brinda, y lo he tratado de llevar a cada lugar que ocupé. Desde FIBA Américas hemos creado la Comisión de Minibásquetbol, estamos haciendo estos festivales, unificamos el reglamento, hemos bajado la edad como lo hizo luego Argentina. Estamos trabajando y muy contentos”, explica.

SEMBRAR BÁSQUETBOL

Cuando Muratore habla, su pasión por el básquetbol le brota por los poros y se entusiasma: en lugar de dedicarle demasiado tiempo a hablar de sus logros pasados, prefiere enfocarse en lo que viene. Y lo que viene son los niños: “Nosotros en FIBA tenemos el programa ‘Visión 2020’. Es un plan de apoyo a las federaciones nacionales. Nos reunimos con las federaciones y les ofertamos un plan de ayuda basado en cinco temas. Primero la masificación, en lo que es primordial el desarrollo del Minibásquetbol. Pensamos que en 20 años recorreremos toda Latinoamérica con este Festival, tratando de sembrar ese ‘bichito’ que nos llevó a nosotros a querer tanto esto”.

Con los niños. Horacio Muratore recorrió las diferentes sedes en las que se realizó el Festival Internacional. // GALERÍA DE FOTOS

-¿Qué mensaje le da a los numerosos chicos que participan del Festival?

-Que aprovechen que sus padres, su entorno, su club y estado le han permitido estar en un evento de este tipo. Que aprovechen para confraternizar y que amen al básquetbol. Los dirigentes de Córdoba, CABB y FIBA Américas han entendido que es un medio para que ellos puedan crecer tanto psíquica como físicamente. Lo deben tomar como una diversión, pero que a la vez debe servir para fortalecer ese amor por el básquetbol.

-¿Cuál es su opinión sobre los niños triquis que han sido invitados especialmente al Festival?

-Yo los conocí en el Premundial Femenino de Xalapa, jugaron en el intervalo de la final. Me emocionaron, fue fantástico. Todo el estadio los ovacionó. Nos han sorprendido con el trabajo de su DT, Sergio Zúñiga, junto a su grupo. Le da una oportunidad de vida a los chicos. Fue una decisión hermosa que hayan venido, nuestra y del gobierno de México, con el cual estamos trabajando muchísimo. Estos chicos se lo merecían más que cualquiera.

LA FEDERACIÓN

Más allá de su importancia, el Festival fue un motivo perfecto para que Muratore se reencuentre con viejos conocidos. En ese marco, la autoridad de FIBA Américas valoró reencontrarse con Hilario Serlin, presidente honorario de la FBPC, a quien reconoció especialmente en el acto central del Festival. “Yo estuve acompañando los inicios de Hilario en la Federación cordobesa y él le ha dado un cambio fundamental. Le ha brindado seriedad, responsabilidad y un buen grupo de trabajo”, subraya.

-Estuvo visitando la Federación durante los últimos días. ¿Cómo analiza la vida federativa?

-Estoy muy contento. Han dejado, a mi criterio y sin desmerecer a nadie, al mejor dirigente que podía quedar como presidente, Mario Ontivero. Fue una buena decisión de Hilario. Los dirigentes no sólo tenemos que hacer una buena gestión, sino también dejar un buen “heredero” que continúe el trabajo. Mario también nació del Minibásquetbol, por lo que nos conocemos desde hace mucho tiempo. Sé lo que trabaja y creo que la Confederación ha honrado su trabajo al nombrarlo presidente del Departamento Argentino de Minibásquetbol.

-¿Cuál es su análisis de su tarea puntualmente en el Departamento?

-Ha hecho todo lo que podía hacer, aunque lamentablemente por ahí algunas federaciones no responden. Eso ni Mario ni yo lo pudimos solucionar. Por eso lo decimos siempre: queremos dirigentes comprometidos, que se den cuenta del desarrollo del básquetbol, de cómo ha cambiado en esta nueva etapa. Si no logramos que nuestras federaciones nacionales y también los comités provinciales de Mini se reorganicen y adapten a la realidad del básquet del mundo es muy difícil hacer desarrollos en el país. Nosotros podemos tener buenos árbitros, técnicos, competencia. Pero si no tenemos buenos dirigentes para hacer toda la logística va a ser muy difícil.

> Fotos: Malena Noves / Prensa FBPC.