El elenco de Brinkmann venció con muchísimo sufrimiento a Porteña y puso 2 a 0 la serie final de la Liga Provincial de Clubes B, que pone en juego el título y el ascenso a la Liga Cordobesa Crelech.

 

Sufrió muchísimo, pero vaya si valió la pena: pese a un segundo tiempo flojo, Centro Social aguantó la diferencia, venció 60-57 a Porteña y quedó a un triunfo de gritar campeón en la Liga Provincial de Clubes B y lograr el ascenso a la Liga Cordobesa Crelech.

Nada indicaba que los de Brinkmann iban a terminar comiéndose las uñas. Un inicio sólido, con defensa impecable y Darío Guzmán como su principal soporte (totalizó 23 puntos y 19 rebotes), le otorgó una buena ventaja tras los primeros 20 minutos: con parciales de 20-15 y 16-9, se fueron al descanso 36-24. Sin embargo, Porteña volvió con todo a la segunda mitad. Con un tercer cuarto bárbaro, que se llevó 21-10, encaró los últimos 10 minutos abajo por la mínima (46-45).

Allí, en el momento más apremiante, Centro Social mostró una mentalidad de hierro y nunca cedió el liderazgo. La constancia de Guzmán, más algunas conversiones claves de Federico Quinteros y Diego Giamperi, hicieron que el local mantenga la luz de ventaja sobre un rival que intentó todo, pero no pudo torcer su brazo ni siquiera con el excelente juego de Sebastián Cagliero (16 puntos y 8 rebotes).

El próximo viernes, en Porteña, la historia tendrá un nuevo capítulo. ¿Será el último?

Consultá la planilla online del partido

> Foto: Gentileza Formación Inicial.

Por FBPC