Liga Cordobesa: Bell se consagró en un partido para el recuerdo

Bell campeon

Fue un partido de locos. Cuando pasen los años, seguramente el video del quinto juego de la serie final 2015/16 quedará para el recuerdo por todo lo vivido en el Palacio de los Deportes de Río Cuarto. Para el local fue un trago amargo, de esos que cuesta días para digerir. Para la visita, la fiesta inolvidable, el sueño máximo: ser campeón de la Liga Cordobesa Crelech.

Pero más allá de las ilusiones cumplidas o los anhelos rotos, Central Argentino de Río Cuarto y el Atlético Bell de Bell Ville jugaron un encuentro inolvidable, de alto voltaje, con notable intensidad, goleos altísimos, rachas para un lado y otro, y una adrenalina que no bajó jamás.

El espectáculo regaló el goleo más alto en la sumatoria de los dos equipos (187) y las máximas individuales de los planteles a lo largo de la serie decisiva: Juan Pablo Martínez metió 35 en Central Argentino (la cifra más alta de los cinco juegos) y Lucas Machuca anotó 29 en Bell. Y nada, absolutamente nada, estuvo escrito hasta que no sonó la bocina final.

El equipo del Imperio del Sur arrancó hecho una furia: clavó tres triples consecutivos (Pagano, Martínez y Novatti) y se puso 9-0, con muchísima actitud en los dos costados de la cancha. La diferencia de 10 puntos se sostuvo desde el 15-5 hasta el 20-10, con otro triple de Novatti.

Como los dirigidos por “el Chino” López les cerraban los caminos a Emiliano Rossi y Esteban Pistochini, los otros tres titulares de Bell cargaron con el goleo (Machuca, el goleador, hizo 8 en ese segmento). De todas maneras, Central dominó con mucha solvencia y ganó los primeros 10 minutos 28-21, con 4/5 triples y 6/8 dobles.

Machuca, Emiliano Rossi y Carlos Mainoldi empezaron a recortar las diferencias. El propio Machuca, que penetró y se suspendió en el aire, convirtió un doble para poner a la visita arriba por uno (32-31). Desde allí, el partido tendría un vértigo alocado: se cambiaron el liderazgo en el marcador siete veces en ese cuarto y llegaron al descanso largo 43-41 a favor del local, luego de un triple de Pablo Pagano.

Central vs Bell

En el comienzo del tercer período, Emiliano Rossi entró en modo destructor: primero un triple y luego un robo que terminó el volcada, para darle la delantera a Bell (48-43). Luego, Machuca anotó dos libres y, de manera asombrosa, un triple después de resbalarse y lanzar desde una posición incomodísima. La visita clavó un parcial de 10-0 y se fue arriba 51-43.

A fuerza de triples (Lucas Barlasina y Novatti pusieron en marcha la máquina) y con un gran amor propio, el local remontó y se puso a tiro. Otra bomba desde el perímetro de Lucas Barlasina levantó a todo el público y un triplazo de Juan Pablo Martínez igualó el tablero en 62, aunque Agustín Scolaro (Emiliano Rossi descansaba en el banco con cuatro faltas) y Machuca volvieron a darle la ventaja a Bell antes del último descanso largo (66-64).

En la popular dirían que en el último cuarto se mataron a goles: terminó 29-28 para la visita y hubo auténticamente de todo. El Atlético Bell no soltaba el liderazgo pero Central lo toreaba desde cerca. La diferencia máxima fue de seis puntos (74-68), después de un triple de Mainoldi, pero durante la mayor parte de los primeros 7 minutos de ese cuarto la brecha no superó las tres unidades.

Quedaban menos de 180 segundos y ésta era, sin duda, una de las finales más apasionantes. Y la mejor de esta serie, claro.

Emiliano Rossi metió un doble clave con un gancho (82-78) y Lorenzoni, desde los 6,75 metros, hizo saltar al público local (81-84 abajo). Si alguien creía que hasta allí se había vivido con pulsaciones aceleradas, lo que vendría después sería para alucinarse: Machuca y Esteban Pistochini sacudieron la red desde el perímetro y la ventaja pareció ser decisiva a sólo 1 minuto del final (90-83). En una seguidilla increíble, Martínez metió un doble rápido y Borioni devolvió gentilezas del otro lado (92-85).

Lo que siguió fue para hacer una película ultra-rápida: triple de Martínez para encender un cachito la ilusión y robo de Lucas Barlasina en la salida de Bell y otro triple descomunal para quedar a uno (91-92). En la siguiente, Emiliano Rossi falló muy cerca del aro e Iván Massi tuvo dos libres para pasar al frente: metió el primero (92-92) y falló el segundo, que podría haber puesto a Central arriba en el tablero electrónico.

Machuca, que se había vestido de superhéroe en toda la noche, abrió nuevamente la brecha desde la línea de libres (94-92) y Lucas Barlasina tiró solito para torcer la historia desde los 6,75 metros, aunque su lanzamiento boqueó y el rebote quedó en manos de Mainoldi, que fue a la línea de libres para liquidar el juego. El ala-pivot metió el primero (95-92) y falló el segundo, que fue a parar a las manos de Lucas Barlasina. El alero de Central buscó la heroica con un lanzamiento larguísimo en el que se evaporaron las últimas ilusiones del equipo de Río Cuarto.

Los 40 minutos más emocionantes de la serie final habían quedado atrás. Para Bell era la hora cero. El instante soñado desde siempre. El momento en el que iniciaba su reinado en la Liga Cordobesa.

 

Síntesis

Central Argentino (92): Juan Pablo Martínez 35, Pablo Pagano 8, Juan Novatti 16, Lucas Barlasina 15 y Pablo Marrero 4 (FI); Leandro Barlasina 7, Iván Massi 1 y Joaquín Lorenzoni 6. DT: Fabián López.

Atlético Bell (95): Lucas Machuca 29, Tiziano Borioni 11, Sebastián Rossi 5, Esteban Pistochini 6 y Emiliano Rossi 14 (FI); Carlos Mainoldi 11, Agustín Scolaro 6 y Sebastián Faure 13. DT: Fernando Aguilar.

Parciales: 1º cuarto, Central Argentino 28-Atlético Bell 21; 2°, 43-41 (15-20); 3°, 64-66 (21-25) y 4°, 92-95 (28-29).

Árbitros: Alejandro Zanabone, Maximiliano Moral y Martín Flores

Cancha: Palacio de los Deportes (Río Cuarto).

Serie final: Central Argentino 1-Atlético Bell 4.

 

Fotos: Leo Zarini (especial para FBPC)