El DT Federico Moyano da indicaciones en el cierre del juego del último viernes frente a 9 de Julio de Morteros (Foto: Gentileza Gustavo Ferradans)

 

En la etapa clasificatoria, Unión Central de Villa María inscribió su nombre entre los ganadores de grupos, junto con tres clubes históricos de la competencia y con aspiraciones muy superiores: Atlético Bell de Bell Ville, 9 de Julio de Morteros y Banda Norte de Río Cuarto. El último viernes, el elenco villamariense tuvo en jaque el invicto del Nueve: llegó a sacarle 18 puntos de ventaja a los morterenses en el tercer cuarto, pero no pudo rematarlo y perdió el juego en la última bola, con un doble sobre la chicharra de Oscar Cabrera. Más allá de esa amargura en el cierre, los dirigidos por Federico Moyano ratificaron lo mostrado en la primera etapa de la Liga Cordobesa Crelech y estuvieron cabeza a cabeza contra un elenco armado con un solo objetivo: el ascenso al Torneo Federal.

En el regreso de Unión Central a la máxima competencia de clubes de la geografía cordobesa, el Departamento de Prensa de la Federación de Básquetbol de la Provincia dialogó con el técnico Federico Moyano y el ala-pivot David Fernández, el jugador más experimentado del plantel, para desarrollar un análisis de lo ocurrido hasta aquí y de lo que vendrá. Pasado, presente y futuro del equipo villamariense.

En siete partidos, Unión Central logró cuatro victorias y sufrió tres derrotas. Promedia 78,7 puntos a favor y 67,1 en contra. Viene de dos caídas consecutivas y tendrá fecha libre el próximo viernes. El domingo se medirá con Central Argentino, como visitante.

 

David Fernández, a la izquierda, se hace fuerte en la zona pintada (Foto: Gentileza Diario Sports)

 

A continuación, el diálogo con dos de los hombres fundamentales para el positivo balance del club de camiseta amarilla y negra en lo que va de la temporada 2017/18: 

¿Qué sensaciones quedaron luego del juego del viernes? Por un lado, debe haber gran satisfacción de estar a la altura de un equipo armado con un gran presupuesto y grandes aspiraciones. Por el otro, cierta amargura por desaprovechar una gran ventaja sobre el Nueve.

Federico Moyano: Las sensaciones son encontradas. Fue un partido en el que estuvimos ganando la mayor parte del juego, inclusive con algunos momentos muy buenos en el tercer cuarto. Pero también sabíamos que esa diferencia no era la “realidad”, sino que era producto de un bache del Nueve. Desde el inicio planteamos llegar palo a palo al final, para definirlo en las últimas pelotas. Tenemos jugadores de experiencia y efectivos en los cierres, como David Fernández, pero no supimos resolver el último pasaje del juego. El partido nos dio oportunidades y no lo pudimos rematar. No obstante, nos quedamos con la tranquilidad y la grata sensación de estar a la altura de uno de los equipos de mayor presupuesto, como Nueve, que no tiene otro objetivo que no sea ascender. Tenemos esa grata sensación, pero una gran amargura por perderlo sobre el final.

David Fernández: La primera sensación es de bronca. Habíamos sacado una muy buena ventaja en el tercer cuarto, defendiendo bien y jugando como el entrenador nos pide. Pero en el último cuarto ellos hicieron valer la experiencia. Llegamos a un final cerrado, como queríamos, pero Cabrera tuvo esa conversión muy buena y se nos fue el partido. De todas maneras, con el correr de los días nos dimos cuenta de que hicimos un muy buen partido contra un candidato a ascender y eso cambió las sensaciones. Nos permite saber que vamos por el buen camino.

 

 

Con la mitad de la fase regular transcurrida, ¿están ubicados dónde suponían? ¿Qué evaluación hacen del rendimiento y de los resultados del equipo hasta el momento?

Federico Moyano: Estamos donde suponíamos. Quizás podríamos estar un poco mejor. Igualmente, por cómo nos organizamos y la estructura del club, es muy lógico el lugar en el que estamos. Uno siempre trata de estar un poquito más arriba, pero también sabemos que somos un equipo ciento por ciento amateur y nadie nos ha superado ampliamente, inclusive en el caso de equipos con mucho mayor presupuesto.

David Fernández: Estamos para pelearla. No somos un equipo armado para ascender, pero tenemos un plantel con jugadores con hambre y pibes que van apareciendo, como Serenelli o Pérez. Entre ellos y los jugadores de experiencia hacemos un buen mix. Sabemos que estamos para luchar la clasificación para los playoffs y, si se puede, estar en la mejor ubicación posible, para lograr un cruce más favorable. Hicimos una buena primera fase: aunque fuimos de mayor a menor, nos clasificamos para la segunda fase, que era el objetivo. Ya en esta parte del torneo, tuvimos un muy buen partido contra Centro Recreativo, bajamos un poco el nivel contra Lawn Tennis y después hicimos un muy buen juego contra un candidato como 9 de Julio. El balance es bueno: quisiéramos tener algún triunfo más, pero hay una rueda completa para tomar vuelo.

 

En el debut, Unión Central superó claramente a El Tala en San Francisco: allí comenzó una campaña positiva que le permitió ganar su grupo (Foto: Gentileza Diario Sports)

 

¿Qué aspectos de juego o de rendimiento les da mucha satisfacción? ¿Con qué cuestiones se sienten orgullosos de lo hecho por Unión Central?

Federico Moyano: Creo que somos un equipo al que está bueno ir a ver. En ofensiva somos dinámicos, con muchos jugadores que tienen la capacidad de convertir. Eso hace que nuestros juegos hayan sido de marcadores altos. Eso es atractivo. Todo el plantel genera mucho orgullo, por las condiciones en las que se está trabajando: no tenemos un gran presupuesto y hacemos todo a pulmón. Todas las victorias se dieron con gran alegría. Tenemos gente que trabaja todo el día y llega a la noche a entrenar. Por eso, es un orgullo participar de esta competición.

David Fernández: Creo que nos da satisfacción defender. Si eso se da, en ataque jugamos más fluido. En cambio, cuando nos convierten fácil nos desesperamos y cada uno quiere arreglarla por su cuenta. Si defendemos, el equipo se siente más a gusto y empezamos a sacar lo mejor de nosotros. Estamos haciendo una Liga a buen nivel. Muchos trabajamos, otros estudian y la comisión directiva no es muy numerosa: son pocas personas que dejan la vida por el club. Somos un equipo amateur y nos da orgullo dejar todo en la cancha: en los entrenamientos y en los partidos. Después, la pelota entra o sale. Pero nos miramos a la cara y sabemos que dimos todo por el compañero.

 

En su regreso a la máxima competencia de clubes de la provincia, Unión Central aspira a meterse en playoffs y sueña con las semifinales (Foto: Gentileza Diario Sports)

 

¿Con qué aspiraciones asumieron esta temporada? ¿Cuáles son los objetivos de mínima y de máxima para lo que queda de esta Liga?

Federico Moyano: Las aspiraciones de esta temporada son bastante austeras. Nos planteamos, junto con dirigentes y jugadores, hacer esta experiencia. Hacía unos años que el club no jugaba la Liga Cordobesa y estamos tratando de reestructurar muchas cosas en la institución, desde las formativas en adelante. Jugar la Liga es una forma de volver a estar en el radar provincial. Tenemos un equipo que está a la altura de las circunstancias, para jugar y competir, aunque tal vez no sea para estar en los primeros puestos. La competencia te termina poniendo en el lugar que merecés. De todos modos, queremos estar en los playoffs y, a partir de ahí, lo que venga será un extra.

David Fernández: La primera aspiración era la de pasar a la segunda fase. Ahora, el objetivo de mínima es clasificarnos a los playoffs. Y el de máxima, meternos en las semifinales. Como Bell y 9 de Julio están tan armados para ascender, estar en semifinales sería muy importante para nosotros. En series largas sería muy difícil ganarles, pero cuando uno llega ahí siempre está cargado de sueños…

 

¿Qué tan importante es el juego del próximo domingo frente a Central Argentino de Río Cuarto, como visitantes, en el cierre de la primera rueda de la segunda fase?

Federico Moyano: El juego del domingo es clave para nosotros. Necesitamos ganarlo para seguir en la lucha por el segundo puesto, para tener ventaja de localía en el primer playoffs. Es muy complicado el primer puesto, porque es difícil que Nueve tropiece, por lo que necesitamos ganar el juego del domingo, lo que nos pondría más cerca de la situación deseada: la idea es llegar a las últimas fechas con la posibilidad concreta de estar entre los dos primeros de la zona.

David Fernández: El juego del domingo es muy importante. Al haber perdido como locales, ganar sería clave. En la segunda rueda de esta segunda fase será muy importante mantener la fortaleza de nuestra localía. Y si bien es muy valioso el partido frente a Central, tampoco es decisivo: tenemos toda la segunda rueda y nos tenemos mucha fe. Si ganamos nos pondría muy bien de la cabeza para encarar la segunda rueda de la mejor manera. Estamos con muchas ganas.

 


Entrevistas y producción: Gabriel Rosenbaun


 

CONTENIDO RELACIONADO

Planteles completos 2017/18: Unión Central (Villa María)

Liga Cordobesa Crelech: victorias de Bell, 9 de Julio, Lawn Tennis e Hindú en una fecha cargada de emociones

Liga Cordobesa Crelech: posiciones actualizadas luego de la disputa de la tercera fecha de la segunda fase

Las estadísticas destacadas de la tercera fecha de la segunda fase de la Liga Cordobesa Crelech 2017/18

Por FBPCweb