Liga Cordobesa Crelech: Luchino y Álvarez, los dos capitanes, describen sus sensaciones a horas del inicio de la final

Álvarez recibe doble marca de Assum y Maldonado: ocurrió en uno de los dos cruces de la fase regular (Foto: Prensa 9 de Julio de Morteros / Archivo)

 

En la temporada 2009/10, ambos compartieron equipo en San Martín de Marcos Juárez en el Torneo Nacional de Ascenso. El escolta o base oriundo de Río Cuarto jugó 32 partidos, con promedios de 10,8 puntos. El interno de Las Varillas jugó 30 encuentros, con una una media de 7,7 unidades y 3,8 rebotes. En aquel equipo eran dirigidos por Gustavo Miravet, cuyo asistente era ni más ni menos que Darío «Pachi» Coronel.

Ahora estarán en veredas opuestas: a los 35 años, Gastón Luchino es el capitán de 9 de Julio de Río Tercero y a los 33, Rodrigo Álvarez cumple la misma función en 9 de Julio de Morteros. Desde este viernes se cruzarán en la gran serie final de la vigésima edición de la Liga Cordobesa Crelech.

En diálogo con el Departamento de Prensa de la FBPC, tanto Luchino como Álvarez dejaron sus impresiones previas a la serie por la corona provincial y, de yapa, el ascenso al Torneo Federal.

 

Luchino, talento y gran entrega para el Nueve de Río Tercero (Foto: Prensa 9 de Julio de Morteros / Archivo)

GASTÓN LUCHINO

“La previa se vive con ansiedad, porque es una final y todo eso genera un poco de nerviosismo. Es obvio que el entorno está más entusiasmado. Son instancias que no se juegan todos los días. Tenemos que estar un poco ‘encerrados’ en lo nuestro, para afrontar estos partidos y toda la serie de la mejor forma”.

«Llegamos de la mejor forma, con el equipo completo, entrenando a full. Hace una semana que estamos pensando en el rival. En lo físico y mental el equipo llega de la mejor forma».

“El equipo puede rendir al máximo en el aspecto defensivo. Si mantenemos la concentración y la mentalidad que venimos trayendo, es un punto a favor muy importante. Y lo mostramos durante todo el año”.

«Entre los puntos fundamentales para ganar la serie estará la toma de decisiones en los momentos justos de cada partido. Hay que ir partido a partido, porque en una serie de playoffs las cosas son cambiantes. Tenemos que hacer nuestro juego. Si manejamos los ritmos, sacamos ventaja».

“En este tipo de playoffs, lo mental y lo psicológico creo que están por delante de lo basquetbolístico. Está claro que va a ganar la serie el que mejor juegue al básquet, pero tiene mucho que ver el hecho de estar fuertes, bien de la cabeza, ser constantes y estar concentradosw. Será clave para cualquiera de los dos equipos”.

 

Álvarez, en uno de los dos juegos de la fase regular ante el Nueve de Río Tercero (Foto: Prensa 9 de Julio de Morteros / Archivo)

RODRIGO ÁLVAREZ

“Estos momentos previos a una final se viven distintos a cualquier otro día, a cualquier otra semana de preparación para un partido de fase regular. Es la semana a la que todos queríamos llegar, con ansiedades y con ganas de que comience la serie”.

«El equipo llega muy bien, justamente jugando como tal. Desde el comienzo de los playoffs venimos madurando, encontrando nuestro juego y en un pico alto de rendimiento. Volvimos a encontrar nuestro estilo en ataque de muchos pases, con paciencia y buscando al jugador mejor ubicado».

“En defensa hemos mejorado: estamos más sólidos, defendiendo en bloque y aplicando las reglas entrenadas. Debemos mantener la consistencia, la concentración y la convicción de lo que venimos haciendo en cada partido y en cada entrenamiento”.

«Creo que todo pesa y todo juega un rol importantísimo en un serie a 7 partidos. En lo basquetbolístico hay que saber que ningún partido va a ser igual al anterior».

“Lo mental, lo psicológico y la fortaleza colectiva son claves para no ‘caerse’ nunca, sabiendo que un partido ganado-perdido no define la serie. En este caso, hasta que no ganes o pierdas 4 partidos no se termina. Por eso creo que la fortaleza mental juega un rol clave en los playoffs finales de Liga”.

 


Producción: Gabriel Rosenbaun

Fotos: Prensa 9 de Julio de Morteros