Después de cuatro días maratónicos, el presidente de la Federación comentó lo que dejó el Argentino 3×3, analizó el presente del básquetbol femenino y adelantó la actividad que se viene. Entrevista.

La satisfacción y el orgullo compensaron, de punta a punta, el esfuerzo puesto en una semana maratónica. Con el cansancio a cuestas luego de planificar, organizar y llevar adelante los 230 partidos del Campeonato Argentino 3×3 jugado en Embalse, el presidente de la Federación Mario Ontivero se tomó cinco minutos para analizar un evento que dejó su huella.

“Es un hecho histórico para el básquet argentino. Hemos logrado traer 19 provincias, de las cuales 16 fueron masculinas y femeninas. Los chicos demostraron la actitud de los buenos deportistas. Lo histórico es que hayamos metido en un estadio varones y mujeres de 18 años contra todos los prejuicios que tenemos los grandes. Fue una experiencia nueva y nos obligará a que el próximo Argentino 3×3 incorpore las dos ramas juntas para poder seguir creciendo”, detalló el dirigente.

Emocionado, Ontivero no se olvidó del apoyo clave de quienes trabajaron en silencio para que todo salga a la perfección. «Agradezco a mucha gente que se acercó, la gente de nuestra Federación, de la que estamos acostumbrados a recibir ayuda. Pero sobre todo nos sorprendió mucha gente que se acercó a ayudar, como el intendente de Embalse, el coordinador del Polideportivo de Embalse, algunos padres de jugadores. Para uno que está metido con 230 partidos eso lo hace sentir orgulloso”.

-Diego Mutigliengo, DT de la selección femenina de Córdoba, comentaba que ninguno de los 230 partidos empezó demorado. ¿Esa es la mayor satisfacción?

-El Campeonato Argentino es eso: a las 9 en punto debe empezar el primer partido y a las 3 de la tarde el segundo turno. Fueron 230 partidos, tuvimos situaciones como la falla de relojes, pero pese a eso no se atrasó nada. Tuvimos mucho apoyo de gente que no esperábamos, vinieron dos relojes de Oliva, un Led grande que trajo la Confederación Argentina aunque no lo pudimos hacer andar, pero salió todo perfecto. Las delegaciones se fueron agradecidas, no solamente por la puntualidad, por la comida y el hotel, sino también por la atención de la gente de Córdoba.

-En lo deportivo, las chicas de Córdoba fueron cuartas. ¿Es el primer gran fruto que da la reorganización de la rama en la FBPC?

-El hecho de que Córdoba le haya ganado a Capital Federal, una de las federaciones más fuertes en femenino, y que hayamos clasificado a una semifinal es un histórico. Y por eso publiqué en Twitter que los grandes tenemos que ser un poco más chicos, porque ellas nos demostraron que adentro de la cancha tienen ganas de jugar, que se portaron muy bien y que con nuestro apoyo lograrán cosas mucho mejores.

-¿Cuál es el mensaje para los dirigentes del femenino ante esta reorganización?

-Que esperemos tener un campeonato provincial como corresponde, en la categoría U14, U17 y Mayor. No se pudo hacer bien el 3×3 Femenino, y el compromiso es ese.

-¿Cuál es la clave para terminar de desarrollar al femenino?

-En realidad hay que difundir el básquet y empezar sobre todo con el Minibásquet. Hay que empezar a sembrar. Hay muchos equipos de Mayores, sobre todo jugando femenino, pero no tenemos Mini. Esa es la problemática de hoy. Cada Asociación debe entender que si no se avanza localmente, si no tenemos fuertes torneos locales y no empezamos con el Minibásquet no vamos a tener chicas dentro de un par de años.

-En ese sentido, en unos días se viene el “Tata” Flores, otro desafío para los dirigentes.

-Para mí es un placer hacer la quinta edición. Empecé a trabajar cuando era presidente del Mini a nivel provincial y ahora se va a desarrollar el quinto. El 24 de mayo no voy a estar en Córdoba, porque estaré invitado por la gente de Corrientes que hace un evento similar y quiere nuestra colaboración allá. Como presidente del Departamento Argentino estaré colaborando con eso. El máximo placer es que muchas provincias van a copiar el formato del “Tata” Flores.

> Foto: Malena Noves / Prensa FBPC.

Por FBPC