Las obras de remodelación del Club de Empleados del Banco de la Provincia de Córdoba fueron inauguradas esta tarde, con el juego que el local perdió frente a Poeta Lugones, también de la capital provincial, por 66 a 44, en el partido inaugural de la Liga Provincial de Clubes de la categoría U19 masculina.

Luego de ese encuentro, llegó un momento por demás emotivo, ya que el equipo del barrio Quintas de Argüello decidió darle el nombre de «Gabriel Ríofrío» al estadio de básquetbol, en homenaje a un jugador que dejó una huella imborrable en nuestro deporte.

La institución de aurinegra llevó a cabo dicho acto en presencia de la familia del basquetbolista que falleció a sus jóvenes 23 años, cuando vestía la camiseta de Estudiantes de Bahía Blanca. Aquella noche trágica, que vistió de luto al deporte nacional, sucedió el 7 de enero de 2001 en el Hogar de los Tigres de Sunchales, cuando el talentoso alero enfrentaba, con el equipo bahiense, al local Libertad.

«El Gaby» Riofrío, hijo del legendario Guillermo Riofrío (jugador de selección argentina de mayores entre 1961 y 1971), debutó en la Liga Nacional precisamente con la camiseta de Banco de Córdoba: fue el 26 de enero de 1993, contra GEPU de San Luis, cuando tenías apenas 15 años.

Además de vestir los colores de Banco, el cordobés jugó Liga Nacional en Gimnasia de Comodoro Rivadavia, Andino de La Rioja, Atenas de Córdoba, Estudiantes de Olavarría y Estudiantes de Bahía Blanca.

Fue campeón de la Liga Nacional 1997/98 con Atenas, en una inolvidable coronación en el mítico estadio Luna Park, en un equipo que también integraban Marcelo Milanesio, Héctor «Pichi» Campana, Fabricio Oberto, Diego Osella, Leandro Palladino, Andrés Pelussi, Bruno Lábaque, Patricio Prato, Ignacio Ochoa y los extranjeros Steve Edwards y Darrell Anderson.

Con el Griego, Ríofrío también fue tercero en el McDonald’s Championship disputado en París en 1997 (torneo en el cual el Verde estuvo a segundos de llegar a la final contra los Bulls de Michael Jordan) y campeón de la Liga Sudamericana 1998.

 

 

Jugó, además, numerosos torneos con las selecciones argentinas de categorías formativas: Sudamericano de cadetes 1993 (campeón), Sudamericano juvenil 1994 (campeón), Panamericano juvenil 1994, Mundial juvenil 1995, Sudamericano Sub 22 de 1996, Mundial Sub 22 de 1997.

Quienes compartieron equipo con «el Gaby» siempre lo destacaron como una persona excepcional. De hecho, muchos jugadores de la Generación Dorada mostraron remeras con recuerdos de Riofrío al momento de festejar coronaciones y dar vueltas olímpicas simbólicas en sus clubes o en la selección argentina.

 

Luego del homenaje al «Gaby», Banco tuvo otra fiesta: un partido entre la actual Primera y viejas glorias del básquet del club.

¡Felicitaciones a Banco por ese crecimiento edilicio e institucional! Y felicitaciones por el homenaje a ese pibe que todos quisimos desde siempre: «Gabriel Riofrío».

 


GRAN VIDEO DEL RECUERDO

 

Por FBPCweb