En la tercera jornada de la primera fase del Mundial U19 de República Checa, los pibes argentinos cayeron ante la poderosa Lituania. Igual, quedaron segundos en el Grupo B y avanzaron a la siguiente instancia.

FUENTE: Diego García / @diego2120 / @cabboficial

En el partido que definía el primer lugar del Grupo “B”, Lituania, subcampeón europeo, mostró su jerarquía y se impuso 76-66 ante Argentina. Matías Bernardini se destacó con 15 puntos y 4 rebotes. Gastón Whelan aportó 12 tantos más 4 pases gol y Gonzalo Torres sumó 8 puntos más 10 rebotes. De esta manera, nuestra selección finalizó la primera fase en segundo lugar del Grupo “B” y avanzó a la siguiente instancia, en la que integrará la Zona “E”, junto a España, Lituania, Croacia, Canadá e Irán. Los cuatro mejores de este nuevo grupo serán quienes accedan a cuartos de final, junto a los cuatro mejores de la Zona “F” (Estados Unidos, Serbia, Australia, China, Brasil y Rusia).

El primer cuarto fue sumamente parejo y ninguno de los equipos lograba marcar diferencias. En ese tramo, se destacó el trabajo de Juan Pablo Vaulet y Gonzalo Torres, quienes aportaron 4 puntos y 3 rebotes cada uno para el conjunto argentino. Un triple de Justas Tamulis, en el cierre de los 10 minutos iniciales, marcó la única ventaja significativa para los europeos (19-15).

Lituania abrió el segundo parcial con un canasto que le permitió estirar la ventaja a 6 (21-15). Sin embargo, Matías Bernardini ingresó con todo (como en los dos partidos anteriores), y con 6 puntos en fila empató el marcador (21-21) con 8m50s restantes en el primer tiempo. De todas maneras, los lituanos mantuvieron el control del juego con pequeñas ventajas en el marcador. El buen trabajo en los tableros por parte del plantel albiceleste y un goleo repartido en ataque, le permitieron mantenerse en juego. Igualmente, un parcial de 7-0 en los tres minutos finales le dio a los europeos la máxima de 7 tantos (39-32) al llegar al descanso largo.

En el reinicio, Lituania se hizo fuerte en el rebote y anotó otra ráfaga de 7-0 para sacar la máxima de 14 (46-32). Argentina reaccionó bien en este momento crítico, con el goleo de Bernardini, y achicó la brecha a 5 puntos (46-41) con 5m40s restantes en el cuarto. Gastón Whelan aportó 5 puntos más, y los dirigidos por Nicolas Casalánguida se pusieron a solo un doble (48-46). De todas maneras, los lituanos cerraron de manera excelente el periodo, incluyendo un bombazo a 2 segundos del cierre, que les dio el liderazgo 56-46 de cara a los 10 minutos finales.

LEÉ LA NOTA COMPLETA ACÁ

Por FBPC