El entrenador del Real Madrid pasó por nuestra ciudad, dio una charla exclusiva para entrenadores y habló con Básquet de Córdoba. Se refirió a la selección argentina, su época como jugador y al club merengue.

Arribó a Córdoba con el tiempo justo. Pero lejos de ser un impedimento y luego de un distendido almuerzo y siesta necesaria de por medio, Pablo Laso, flamante entrenador del Real Madrid, brindó una charla orientada a entrenadores de distintos clubes que duró cerca de dos horas. Demasiado verborrágico y con una sorprendente claridad para transmitir conceptos, el también DT de la selección vasca habló sobre tácticas del juego, fundamentos, organización y planificación de equipo en plena competencia, entre varios temas.

Luego de concluir la charla, con algo más de tranquilidad y mediante un café, el ex integrante de la selección española charló con Básquet de Córdoba y contó las sensaciones que genera enfrentar a la Generación Dorada: “Para todos nosotros es un premio fuera de lo común. El próximo domingo será un partido atractivo y de recuerdos. Para Argentina, la importancia es mayor porque están preparando un campeonato. Además, la diferencia de nivel es muy grande a favor de ellos”.

Laso, líder histórico de asistencias y balones robados en la Liga Española (ACB), también se refirió a Julio Lamas, DT de la selección argentina, con quién tiene una gran cordialidad: “Da la casualidad que nos enfrentaremos con Julio, con quien tengo gran afinidad. Nunca lo hicimos cómo técnicos. Sí nos cruzamos él como entrenador y yo como jugador. Pero reitero, es un gran premio”.

Después de tres temporadas con el Lagun Aro en la principal liga española, Laso dirigirá a uno de los conjuntos más importantes del viejo continente. “El Madrid es un club en el que aspiras a todo todos los días. Es el enemigo a batir. Tenemos un buen grupo de jugadores, muchos de ellos jóvenes y con el desafío de crecer”, apunta Laso. El combinado “merengue” hace cuatro temporadas que no se queda con el título local y a eso apunta el entrenador: “Es un reto ilusionante, con mucha responsabilidad. Espero que hagamos grandes cosas”.

Sin dejar pasar el tiempo, llevó su memoria al período de jugador y recordó a varios cordobeses: “Recuerdo mucho a Marcelo Milanesio porque es a quien más estudiaba. Muchos nos han comparado por el estilo muy parecido que teníamos de jugar. Era un jugador con el que todos querían jugar”, recordó Laso. También mencionó a Diego Osella y Héctor Campana: “Diego siempre fue muy rendidor y Campana un grandísimo anotador y precursor de Espil, Quinteros y, por supuesto, de Ginóbili”.

Tampoco dejó de lado aquellos tiempos en los que, como entrenador del Pamesa Valencia, tuvo entre sus filas a Fabricio Oberto, Alejandro Montecchia, Federico Kammerichs y Leonardo Mainoldi: “Tengo grandes recuerdos de cada uno de ellos. Fueron muy honestos trabajando. Alejandro podría haber jugado en la NBA y Fabricio es uno de los jugadores más profesionales que vi como entrenador. En vez de obligarlo a esforzarse, a veces debía frenarlo”, bromeó Pablo.

Por último, explicó a qué se debe el crecimiento de Argentina y España en los últimos años y resaltó que hoy están, sin dudas, entre las mejores selecciones del mundo: “Ambas tuvieron un crecimiento paralelo. Teníamos buenos jugadores y competíamos bien, pero nos faltaba una estrella que decante la balanza. Ahora, Argentina las tiene con Scola o “Manu” y España con Gasol, Calderón o Navarro. Antes, todo tenía que ir muy bien para asomar en una semifinal. Ahora, tiene que ir todo muy mal para que no estemos luchando por las medallas”.


Por FBPCweb