Pablo Prigioni, en la cúspide de su carrera

En las últimas horas se confirmó que el cordobés jugará la próxima temporada en la NBA. A los 35, el base que comandará a la selección argentina en los Juegos Olímpicos de Londres transita el mejor momento.

Es casi imposible no rendirle un mínimo homenaje. A los 35 años, y cuando todo indicaba que sus últimos partidos se escurrirían en España (lleva 13 temporadas de manera consecutiva), recibió el mayor premio de su carrera: un boleto directo a la NBA, la liga más importante del planeta. El armador nacido en Río Tercero fichó por un año con New York Knicks, considerada una de las franquicias más rutilantes.

Tras sus pasos por Club Social Ramallo (1994), Belgrano de San Nicolás (1997-1998), Obras Sanitarias (1998-1999), Fuenlabrada (1999-2001), Alicante (2001-2003), TAU Cerámica (2003-2009), Real Madrid (2009-2011) y Caja Laboral (2011-2012), el cordobés se transformará en el debutante más veterano de la competencia americana. Además, es el noveno argentino en llegar a la máxima cita, después de “Pepe” Sánchez, Rubén Wolkowyski, Emanuel Ginóbili, Fabricio Oberto, Luis Scola, Andrés Nocioni, Walter Herrmann y Carlos Delfino.

Desde su humilde lugar, la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba felicita y se enorgullece por un nuevo logro en su carrera ejemplar.

> Foto: Gentileza CABB / www.cabb.com.ar