El equipo de Carlos Paz liquidó la semifinal ante 9 de Julio Olímpico y luchará por la corona y el ascenso a la máxima categoría provincial. En la otra llave, Almafuerte se recuperó y obligó a un tercer juego.

Sabía que era su chance principal y no la desaprovechó. Tras robar el primer juego en Freyre, Pesca de Carlos Paz doblegó a 9 de Julio Olímpico por 66 a 51 y, frente a su gente, se convirtió en el primer finalista de la Liga Provincial de Clubes “B”. Apenas unos minutos demoró el conjunto de la Villa en ajustar los mecanismos defensivos para maniatar a su rival. Desde que cedió el primer parcial (13-16), supo clausurar cada camino hacia su canasto. Por eso, permitiendo solo 10 unidades en el segundo, trasladó su dominio al marcador y nunca más soltó el liderazgo (33-26). Sosteniendo y estirando, de a poco, esa luz de ventaja, el elenco dirigido por Cristian Pons abrochó, contra muchos de los pronósticos previos, su pase a la gran final.

Para conocer a su rival en esa instancia, deberá aguardar hasta el domingo, ya que, en Brinkmann, Almafuerte Las Varillas se recuperó del cachetazo sufrido en el primer cruce y le devolvió las gentilezas al local Centro Social al vencerlo por 68 a 57. Así, el número “1” de la fase regular esquivó la eliminación y, este domingo en su casa, tendrá la chance de meterse en la definición del certamen. Claro que los de Brinkmann, que ya bajaron a Porteña Cultural (el número “2”) en cuartos de final, intentarán una nueva hazaña. Cualquier cosa puede suceder.

> Foto: Gentileza Carlos Paz Vivo / www.carlospazvivo.com.ar

Por FBPC