En el cierre de la séptima jornada de la Liga Provincial de Clubes “B”, los dueños de casa se hicieron fuertes y lograron imponerse ante Universitario de Córdoba y San Jorge de Brinkmann, respectivamente.

Agónico. Sufrido por donde se lo mire. Aunque doblemente confortante. Sin exhibir su mejor versión, Porteña se aferró a sus cualidades individuales y venció a Universitario 89-85. Gracias al tercer éxito en cadena, continúa siendo el único escolta de la Liga Provincial de Clubes “B”, detrás de Centro Social.

¿Por dónde pasaron las claves? Básicamente por dos asteriscos: el porcentaje de tiros de campo, donde los comandados por Jorge Pautasso se impusieron 66 a 52 (con 12/18 desde el perímetro), y Pablo Righetti, figura indiscutida de la noche (27 unidades, 6 asistencias y 2 rebotes). El elenco mediterráneo, que sigue sin levantar cabeza, arrastra cinco traspiés en las últimas seis presentaciones.

En Oliva, la antesala marcaba una paridad absoluta entre uno y otro. Sólo la ventaja de campo podía llegar a desequilibrar cualquier variable. Y así resultó: con toda la gente a su favor, que se hizo sentir en los momentos más difíciles, Independiente superó a San Jorge 85-82 y regresó al sendero de la victoria. Además, logró ubicarse en el tercer escalón de las posiciones.

Más allá de haber finalizado festejando, el anfitrión sufrió en dos pasajes. Al principio, donde nunca hizo pie y llegó a estar abajo por 13 puntos (10-23) y sobre el final, cuando parecía que tenía todo definido y los de Brinkmann pasaron al frente 82-81 con nada por jugar. Ahí fue cuando apareció con todo el tridente formado por Diego López (25 tantos y 6 rebotes), Martín Olivero (19 y 8 ) y Dino Dellizotti (18 y 4) para inclinar la balanza a favor de los conducidos por Eduardo Ramallo.

PRÓXIMA JORNADA / FECHA 8

Viernes 25 de enero

21:00 Universitario-Centro Social

21:30 San Jorge-Porteña

22:00 Sparta-Independiente

> Foto: Gentileza Formación Inicial / Facebook.

Por FBPC