Río Tercero y Oliva ganaron y dejaron abierta la definición

En la segunda jornada del Final Four del Provincial de Selecciones Mayores, Río Tercero venció a Río Cuarto y Oliva a Córdoba. Así, todos afrontarán la definición del domingo con sus chances intactas.

El balance de la segunda jornada no deja dudas: el Final Four del Campeonato Provincial de Selecciones Mayores ha recuperado el nivel que caracterizó al certamen durante décadas. Porque no sólo se vivieron dos partidos parejos, apasionantes y decididos en las últimas pelotas. También, los resultados plantearon una definición indescifrable, que tendrá lugar este domingo en Oncativo. El triunfo de Río Tercero sobre Río Cuarto, por 77 a 71, y el de Oliva sobre Córdoba, por un ajustadísimo 89 a 88, dejaron a todos los equipos con una victoria y una derrota y, por lo tanto, con las chances intactas de gritar campeón.

En un arranque “chato”, con pérdidas por ambos bandos, la tenacidad de Chana (8 de sus 14 en el primer cuarto) y la jerarquía de Martina (totalizó 18) le permitió a Río Tercero tomar la primera distancia (23-19) que, en el segundo parcial, Gallo estiró con una ráfaga (doble y triplazo) que estableció la máxima (28-19). El juego asociado en ofensiva y una marca “pegajosa” le regalaron el dominio inicial, pero la aparición de Pablo Marrero rompió toda su estructura. El interno, que debutó con 30 puntos ante Oliva, encontró las grietas defensivas, aprovechó algunos contragolpes y, con 14 puntos en un ratito (2/2 triples), emparejó la cuestión antes del descanso largo (35-33).

Después de la remontada, el juego cayó en un “bache”. Si bien las equivocaciones se repitieron, la intensidad aumentó, planteando un desarrollo “palo a palo”. Controlado Marrero, surgieron Martínez y Novatti para los del Imperio del Sur, mientras que los riotercerenses contestaron con un cuarteto letal: Martina, Gallo, Chana y Baeza se combinaron de manera perfecta (aportaron 69 tantos) y la paridad alcanzó su pico (54-53). La definición, que prometía ser atrapante, alteró su rumbo sobre el tramo final. ¿El culpable? Joaquín Baeza. El base, que fue de menor a mayor, tomó casi todo el protagonismo del cierre y, con 12 puntos en los últimos 10 minutos, le regaló la primera alegría del cuadrangular a su equipo.

En el segundo turno, por su parte, Oliva y Córdoba jugaron el mejor partido del Campeonato. Con ganas de tomar un trago dulce que le quite el sabor amargo del debut, el conjunto local salió con actitud y lucidez y, parcial 15-6 mediante (tres triples), sorprendió al vigente tricampeón. Sin embargo, su pleno domino caducó muy rápido. Apenas unos minutos les tomó a los capitalinos hacer pie y explotar a sus mejores valores: con dos parciales de 5 a 0 (uno de Mansilla, otro de García), emparejaron el asunto (23-20) y plantearon, desde allí, una película con todos los condimentos. ¿Los actores centrales? Diego Gerbaudo y Mariano García. Una y otra vez, los cordobeses que militan en Liga Nacional frotaron la lámpara y deleitaron al público con una sutileza tras otra. Con 20 puntos del base (totalizó 29) y 19 del alero (terminó como goleador con 36), la primera etapa concluyó, tras cambiar de manos ¡nueve veces!, con máxima paridad (50-50).

En el regreso de los vestuarios el pleito no solo se mantuvo en la misma sintonía, sino que también se agregó una mayor dosis de dramatismo. Con tres triples consecutivos de Mansilla (totalizó 16 puntos), el elenco dirigido por Oscar Coronel pareció quebrar la resistencia olivense (70-62). Encima, el entrenador Jorge Guzmán se vio obligado a sentar por unos minutos a Gerbaudo, agobiado. Pero ahí, en el momento justo para evitar un quiebre definitivo, aparecieron los mejores actores de reparto de la noche: los hermanos Andrés y Federico Mariani, con poco peso hasta ese instante, tomaron la batuta y acercaron al local, que completó la reacción con un triplazo sobre la chicharra del ya descansado base de James Craik (70-68).

El desenlace, entonces, atrapó a todos. Luego de estar igualados 17 veces e intercambiarse el liderazgo en 21 ocasiones, Oliva ingresó al minuto final con una luz de un doble (85-83), pero García (¿quién si no?) sumó un doble, sacó la falta y, con el libre, le dio la ventaja a los suyos. ¿Asunto liquidado? Ni por casualidad. Agónicamente, Davico encontró solito bajo el aro a Mariani y Gerbaudo estiró con simples (89-86). Con nada por jugar, García no pudo ser el héroe de la noche, falló de tres y, tras algún intento desesperado, Oliva festejó a lo grande un triunfo que dejó a todos con chances de dar la vuelta olímpica.

La definición. Este domingo, desde las 17, comenzará a definirse el nuevo campeón Provincial. Dada la igualdad reinante (todos los equipos cosechan un triunfo y una derrota), los dos ganadores de la tercera jornada compartirán el primer lugar de la tabla (tendrán un récord 2-1). Por lo tanto, el partido entre sí determinará quién dará la vuelta olímpica.

Clic para ampliar.

—————————————————————————————————————

Consultá la planilla online de Río Cuarto vs. Río Tercero

—————————————————————————————————————

Consultá la planilla online de Oliva vs. Córdoba

—————————————————————————————————————

DESCARGÁ LA TABLA OFICIAL DEL CAMPEONATO


—————————————————————————————————————

> Foto: Malena Noves / Archivo Básquet de Córdoba.

—————————————————————————————————————