Los conjuntos de Brinkmann y Villa María vencieron a Universitario de Córdoba e Independiente de Oliva para igualar sus llaves de cuartos de final. De esta manera, todo se definirá el próximo domingo.

Se sabe que cuando comienzan los cruces directos en cualquier competencia, la fase previa queda rápidamente en el olvido. Apenas una noche mala te puede dejar en el camino. O, también, todo lo contrario. Esto último les ocurrió a San Jorge y Sparta, que terminaron festejando en su reducto frente a Universitario e Independiente, respectivamente, y dejaron más que abierta las dos llaves de cuartos de final.

En Brinkmann, el dueño de casa fue ampliamente contundente y no tuvo problemas para pasar por encima a Universitario 80-63. Tan categórica fue la diferencia, que San Jorge se adjudicó tres de los cuatro parciales (el restante lo igualó), dominó en efectividad (53 a 39 por ciento en tiros de campo), en larga distancia (41 a 33 por ciento), asistencias (11 a 10), robos (9 a 4) y puntos en la pintura (28 a 24). Además, contó con Fabricio Cerutti como figura estelar con 30 unidades. Con la llave 1-1, la capital cordobesa tiene reservada una verdadera final entre dos luchadores empedernidos.

Por otro lado, y aunque resulte difícil de creer, debieron transcurrir 77 días para que el conjunto oriundo de Villa María vuelva a cantar victoria. Exhibiendo su mejor función desde que comenzó la temporada (por primera vez cruzó la barrera de los 90 tantos), Sparta doblegó a Independiente 93-90. Pese a perder el tercer parcial 30-17 e ingresar al tramo final lleno de nervios, el anfitrión se apoyó en la dupla formada por Francisco Resio (32 puntos, 4 asistencias y 4 rebotes) y Nicolás Zona (23, 3 y 7) para poner parda la serie de cuartos de final e ir por el milagro. ¿Habrá batacazo en Oliva?

¿CÓMO SIGUE?

Domingo 24 de febrero – 3° Juego (definitorio)

21:00 / Independiente-Sparta

21:00 / Universitario-San Jorge

> Foto: Gentileza www.eldiariocba.com.ar

Por FBPC