Se viene el Súper 4: La Selección llegó a Córdoba y se presentó ante la prensa

Ginóbili y Hernández dejaron muy buenas respuestas, en un clima distendido y con momentos de humor (Foto: Ligate una Foto)

Ginóbili y Hernández dejaron muy buenas respuestas, en un clima distendido y con momentos de humor (Foto: Ligate una Foto)


Ya está, la espera acabó. Es una realidad innegable: el Súper 4 ya está sobre nosotros. Con Serbia, Croacia y Francia ya en tierras cordobesas, llegó el turno de nuestra Selección. La delegación argentina arribó a Córdoba luego de disputar el Torneo 3 Naciones en Tecnópolis, en el cual cayó ante Australia y venció a Lituania.

Los dirigidos por Sergio Hernández se alojaron en las cómodas instalaciones del Holiday Inn a la espera del debut en el Súper 4 ante Croacia, que se disputará este viernes a las 21. En ese marco, se realizó una concurrida conferencia de prensa a la que asistieron Emanuel Ginóbili y el entrenador Sergio “Oveja” Hernández. Los dos protagonistas respondieron muy amablemente todas las preguntas de los periodistas presentes, los cuales esperaban sus palabras con muchas expectativas.

La conferencia se desarrolló en un clima distendido, en el cual tanto Ginóbili como Hernández contaron, con muy buena predisposición, sus sensaciones acerca de lo que se viene (en Córdoba y en Río). A la vez, se permitieron reírse con los presentes ante algunas preguntas “incómodas”, como cuando se hizo referencia a los looks capilares tanto de “Manu” como del “Oveja”. En ese momento, el escolta argentino zafó del «ataque mediático» hacia su rapado, al destacar que “fue un corte muy rápido, me lo hizo el ‘Lancha” Delfino”.

Conferencia 2Otro momento jocoso de la conferencia se dio cuando a Sergio Hernández le preguntaron si tener a un jugador con actitud y calidad como el cordobés Facundo Campazzo le brindaba cierta tranquilidad para otorgarle el puesto de base titular, a lo que el DT argentino respondió con una sonrisa en su rostro: “lo que menos me da Campazzo es tranquilidad”.

En los momentos serios de la presentación, Sergio Hernández se mostró contento de estar en Córdoba para disputar el Súper 4. “Estamos felices de estar en Córdoba, sabemos que aman el básquet y a esta Selección”, destacó Hernández. A su vez, subrayó la importancia que tiene el torneo para la preparación argentina de cara a unos nuevos Juegos Olímpicos: “En Córdoba tenemos que hacer la puesta a punto final. Si queremos estar a la altura de las potencias tenemos que jugar al límite de nuestras posibilidades”.

 

 

Por su parte, “Manu” Ginóbili también acentuó la trascendencia del torneo Súper 4 para el equipo. El 5 de Argentina afirmó que en la capital cordobesa se enfrentarán a “tres grandes rivales, aprovechando que Córdoba tiene una gran infraestructura, con un estadio como el Orfeo de primer nivel”. También, Ginóbili aseguró que estos serán sus últimos Juegos Olímpicos. “Está claro que son mis últimos Juegos (Olímpicos) y lo voy a disfrutar de manera particular. A Londres fui igual, pero ahora sé que no hay más”, resaltó el 20 de los Spurs.

 

 

La historia de Carlos y el tatuaje de “la palomita”

Sin dudas, uno de los momentos más especiales de la conferencia de prensa realizada en el Holiday Inn se dio cuando, una vez finalizada la ronda de preguntas y cuando los protagonistas ya se estaban levantando de sus sillas, Carlos Mauri, periodista oriundo de Jesús María, se alzó de su asiento y se dirigió a Emanuel Ginóbili. “Manu, yo soy Carlos, soy fanático tuyo y de toda la Generación Dorada. No sé si voy a tener otra oportunidad de volver a verte y por eso vine hasta acá para mostrarte el homenaje que hice para vos”, le dijo. Fue en ese momento cuando Carlos se levantó la manga de la campera de su brazo izquierdo y sacó a relucir un tatuaje perfectamente realizado. El detalle fue que ese tatuaje se trataba nada más ni nada menos que de la inmortalización en su piel de uno de los momentos más recordados del básquetbol argentino y mundial: el agónico tiro ganador de Ginóbili ante Serbia y Montenegro, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, que culminaría con la medalla dorada.

 

autografo

Carlos, visiblemente emocionado, fue recibido por “Manu”, el cual le firmó con un marcador un autógrafo sobre el tatuaje de su acrobático lanzamiento y posó para una foto que seguramente quedará impresa en papel y en la memoria del fanático. Un detalle: Carlos prometió que no se lavará su brazo izquierdo hasta tatuarse la firma de Ginóbili, el ídolo que lo impulsó a hacer esta linda locura.

 

Partidos del viernes 29 de julio

Orfeo Superdomo

18.00 / Francia vs. Serbia

21.00 / Argentina vs. Croacia