El representante cordobés, que hizo de local en el club Macabi Noar, superó a Cripal de Río Negro en dos ocasiones y continúa prendido en lo más alto de la Liga Nacional “A” de básquet en silla de ruedas.

El fin de semana no pudo haber sido mejor para SICA. El representante cordobés en la Liga Nacional “A” de básquet en silla de ruedas, que marcha en el lote de arriba en las posiciones, venció en dos ocasiones a Cripal de Río Negro y cerró de la mejor manera una nueva fecha de la máxima categoría de la competencia.

En las comodísimas instalaciones del Club Macabi Noar, el conjunto de barrio Santa Isabel dejó entrever por qué acumula casi tres años de éxito continuo. El sábado por la mañana, y sin pasar sobresaltos, doblegó al equipo sureño con absoluta facilidad. El 51-34 que estableció el marcador final fue el verdadero reflejo entre uno y otro.

El domingo, en cambio, la historia fue otra. ¿Por qué? La visita mostró una actitud totalmente diferente y la victoria resultó mucho más trabajosa. Tal es así que SICA entró a los últimos 10 minutos abajo por dos: 33-35. En el segmento final, y de la mano de Julio Kowalzuck (15 unidades), los dirigidos por Juan Domínguez lo cerraron 43-42.

> Informe y foto: Emilio Álvarez

Por FBPC