Este sábado, desde las 19 y en el Polideportivo Cerutti, el elenco cordobés de básquet en silla de ruedas intentará concretar el sueño del ascenso a la máxima categoría. Para ello, deberá superar a CEDICH de Chubut.

La mayor motivación pasará por sus corazones, esos que entendieron que debían latir más fuertes que nunca. Que no era necesario mirar hacia atrás cuando había tanto por delante. Por sus cabezas, esas rebalsadas de puras convicciones. Duras como rocas. Llenas de ideas, estrategias y utópicas de doblegar. Por ellos mismos, que están a un partido de conseguir uno de los mayores sueños: el ascenso a Liga Nacional “A”.

SICA, que en los últimos años se acostumbró a pasar por encima a quien se le cruzara en el camino (se quedó con todos los torneos locales y nadie lo detuvo desde su incursión en la Liga Nacional “C”), tendrá este sábado la posibilidad de pertenecer a la elite del básquet nacional en silla de ruedas. Y como no podía ser de otra manera, el escenario que tomará como propio y de testigo será el Polideportivo Carlos Cerutti. Sí, el histórico rectángulo que tantas satisfacciones le otorgó al básquet cordobés.

A las 19, y en lo que será el último cotejo de la temporada, el combinado mediterráneo buscará derrotar a CEDICH (Centro de Discapacitados de Chubut) para así cerrar la llave final a su favor. ¿Cómo llegan? Muy equilibrados. Casi iguales. Con las mismas posibilidades. En el primero de los choques disputados en Trelew, los anfitriones fueron más contundentes y vencieron 57-51. En el segundo y tras estar contras las cuerdas, SICA exhibió lo mejor de su repertorio y festejó 45-40.

Por SICA, toda su familia y el básquet de Córdoba, toda la suerte…

> Foto: Ignacio Niño / Archivo Prensa FBPC.

Por FBPC