El conjunto comandado por Gustavo Peirone venció a Hindú en un partidazo, se quedó con el clásico de la ciudad y, tras alcanzar el tercer triunfo en los últimos cuatro juegos, trepó al quinto lugar de las posiciones.

Si el plan era dar un fuerte golpe de timón, la ejecución no pudo haber sido mejor. Unión Eléctrica, que llegaba como punto tras ser vapuleado el miércoles pasado en Río Tercero, dejó el individualismo a un costado, dio una lección de carácter y bajó a Hindú, el líder de la competencia, en su propia casa. Ni más ni menos. El 74-68 que reflejó el marcador final terminó manifestando lo acontecido en el rectángulo. Porque tras 40 minutos en los intercambiaron virtudes y defectos, el elenco visitante inclinó la balanza a su favor en el último tramo de un encuentro por demás acelerado.

¿Cómo hizo el elenco conducido por Gustavo Peirone para festejar luego de transitar los peores 20 minutos del certamen? ¿Cómo se le pudo escapar la victoria a los de Marcelo Arrigoni después de un primer tiempo de ensueño? Difícil de explicar. Lo único concreto es que, tras el descanso largo, intercambiaron los roles. Y en esa transición, el favorecido fue claramente el vencedor. ¿El motivo? Fácil: llegó a la recta final con el ánimo y la confianza por las nubes y con la cabeza llena de frialdad. Una diferencia gigantesca para un cotejo que encontró su desenlace en los segundos finales.

La primer parte fue toda amarilla. De principio a fin. Bastaron un par de minutos para que Hindú se soltara y comenzara a demostrar por qué es el único líder del torneo. Inmerso en una revolución extrema (imposible de aguatar para casi todos), el equipo de barrio General Paz presionó en todos los sectores y se escapó por primera vez (23-19). Luego, le agregó un sinfín de asteriscos que completaron un cóctel explosivo: defendió, peleó, corrió, jugó, pensó y ejecutó. Con todo eso y de la mano de Gabriel Bútori (14 puntos y 5 asistencias) y José Fornaciari (13 y 8 rebotes) como abanderados, se llevó al vestuario una diferencia de sólo 10 unidades: 35-25. Quizá ese fue el único error.

Quizá ese fue el atenuante por el cual Unión Eléctrica salió a disputar el crepúsculo del clásico con uñas y dientes. Porque pasó de estar inmóvil y desorientado hasta alcanzar una absoluta lucidez en una abrir y cerrar de ojos. Porque encontró en Mariano Gervasio (15 tantos y 10 recobres) y Jorge Siciliano (15 y 4) lo que no pudo dar Eric Freeman (poco desequilibrante pese a sus 12 puntos). Porque maniató y enredó a su rival en una defensa zonal utópica por donde se la mire. Porque generó espacios y se topó con el aro con una facilidad asombrosa (duplicó lo anotado en los primeros dos cuartos). Porque a la hora del “tome y traiga”, se quedó con las mejores fichas. Por todo eso, la visita bajó al puntero en su propia casa y construyó el batacazo de la fecha.

VISITÁ LA GALERÍA DE FOTOS DEL PARTIDO

DESCARGÁ LA TABLA DE POSICIONES OFICIAL

Consultá la planilla online de Hindú vs. Unión Eléctrica

> Foto: Malena Noves / Prensa FBPC.

Por FBPC