Banda Norte, un histórico que vuelve a los primeros planos de la Liga Cordobesa (Foto: Gentileza Puntal Río Cuarto)

 

“Queremos poner al club donde se merece: Banda Norte es un ícono del básquet provincial y no puede pelear por menos que unas semifinales”, dice el entrenador Emmanuel Garello. “Es esencial el grupo que logramos formar, con jugadores que nacimos en el club y nos conocemos hace mucho tiempo”, apunta el capitán Federico Ferrero. “Ya tenemos la misma cantidad de victorias que conseguimos en todo el torneo pasado. Hemos trabajado mucho para conseguir eso”, detalla el subcapitán Guillermo Giuliodori. “Obviamente, el deseo es, de acá a unos meses, estar jugando la final. Es un gran sueño y sabemos que no será nada fácil, pero consideramos que tenemos material para lograrlo”, completa Leandro Barlasina.

A fuerza de resultados, Banda Norte de Río Cuarto volvió a meter su nombre entre los más destacados de la Liga Cordobesa Crelech. Y sus protagonistas lo saben. El equipo del Imperio del Sur, ícono histórico del torneo, lleva cuatro victorias consecutivas, suma siete triunfos en ocho juegos y se atreve a discutir lo que a principio de temporada parecía una lucha reducida a dos candidatos “de fierro”: Atlético Bell de Bell Ville y 9 de Julio de Morteros. De hecho, sus actores principales no le esquivan al bulto: reafirman que quieren estar en la final e inclusive se atreven a soñar con el título, que les otorgue el ascenso al Torneo Federal.

 

Federico Ferrero, el capitán de Banda Norte (Foto: Gentileza Puntal Río Cuarto)

 

En la temporada 2017/18, Banda Norte ganó siete de sus ocho partidos. Su porcentaje de triunfos (87,5 por ciento) sólo es superado por Atlético Bell de Bell Ville y 9 de Julio de Morteros, invictos en siete juegos cada uno.

Con un plantel con marcadas raíces en la institución, el equipo dirigido por Emmanuel Garello se consolidó a lo largo de las ocho jornadas del máximo certamen de clubes que organiza la Federación de Básquetbol de la Provincia de Córdoba: repartió su goleo en múltiples manos y plasmó la defensa que menos puntos les permite a sus rivales.

El Departamento de Prensa de la FBPC dialogó con el DT y tres de los jugadores que disfrutan de este presente de una de las tres instituciones con más finales de Liga Cordobesa: cuatro definiciones, la misma cifra que Instituto de Córdoba y 9 de Julio de Morteros.

A continuación, el diálogo con los protagonistas:

¿Qué significan estos cuatro triunfos al hilo y las siete victorias en ocho partidos?

Emmanuel Garello: Significa mucho el hecho de ganar partidos consecutivos y sumar siete victorias en ocho partidos. Eso nos da una pauta de que hemos intentado plasmar una idea de juego, una identidad que nos permite salir victoriosos. Eso está muy bueno: nos llena de confianza y nos da energía. Al mismo tiempo, nos fortalece como equipo, porque es más simple trabajar cuando los resultados son positivos: se corrigen cosas con mayor tranquilidad y eso nos permite evolucionar como plantel, tanto para el cuerpo técnico como para los jugadores.

Federico Ferrero: El significado de las siete victorias es ver reflejado el trabajo que hemos hecho desde el inicio de la pretemporada para jugar la Liga Cordobesa. Y las cuatro victorias consecutivas son de gran importancia, por el lugar en el que nos posicionan hoy y, también, porque nos permiten consolidar y afianzar el trabajo que realizamos durante la semana.

Guillermo Giuliodori: Creo que el parámetro que tenemos es el de la Liga pasada. Desde un principio nos propusimos mejorar la actuación de 2016/17. Y por supuesto que el balance hasta aquí es muy positivo. Tenemos la misma cantidad de victorias que conseguimos en todo el torneo pasado. Hemos trabajado mucho para eso. También pudimos conseguir una identidad propia de juego, que va marcando un carácter de equipo.

Leandro Barlasina: Estos cuatro triunfos no son otra cosa que el reflejo del laburo de todos los días y del sentido de pertenencia al club. Además, cada uno muestra un gran compromiso personal y eso se refleja en el grupo. Logramos una sintonía en la cual todos nos sentimos cómodos y cada uno pudo encontrar su rol y su forma de jugar. Y eso nos permite estar cómodos en lo colectivo. La clave está en el grupo basquetbolístico y humano. Otra cuestión esencial es no subestimar a nadie y tomar a todos los rivales por igual. Lo aprendimos en la primera fase, en la cual se nos escapó un partido que en los papeles era favorable (nota: tropiezo como locales frente a Central Argentino de Villa María, que se impuso 70-66 en Río Cuarto). Eso nos sirvió muchísimo para aprender. Queremos y tenemos que mantener este balance positivo.

 

Hasta aquí, Banda Norte es el equipo con el promedio más bajo de puntos en contra: 53,9 por partido. Sólo Central Argentino de Villa María pudo convertirle 70 puntos en un juego: se dio en la única derrota del elenco del Imperio del Sur (70-66, el 15 de diciembre, en el marco de la primera fase).

 

Federico Ferrero (Foto: Gentileza Puntal Río Cuarto)

 

¿Suponían que a esta altura de la Liga iban a tener semejante balance de triunfos y derrotas?

Emmanuel Garello: No suponía llegar a esta instancia con siete partidos ganados sobre ocho jugados, pero al mismo tiempo lo queríamos, lo imaginábamos. Deseamos ser protagonistas del torneo. Veremos, con el correr de la Liga, en qué lugar nos pone el torneo.

Federico Ferrero: Las expectativas previas siempre son las mejores. Siempre queremos salir campeones y que nos vaya de la mejor forma. Pero hasta que el torneo no arranca no sabés con quién te vas a enfrentar. Esta Liga siempre fue muy pareja y competitiva. Ahora transitamos un buen momento, pero tenemos que mantenerlo para sostener esta ilusión de salir campeones.

 

En la Liga pasada, Banda Norte sumó siete triunfos en 17 juegos. Por ello, ya igualó la cantidad de victorias de la campaña 2016/17. En la 20ª edición llegó hasta cuartos de final, instancia en la que cayó frente al Atlético Bell de Bell Ville 2-1. En ese torneo promedió 73,2 puntos a favor y 72,5 en contra.

 

Guillermo Giuliodori, subcapitán y jugador con el mejor promedio de puntos por partido de su equipo (Foto: Gentileza Puntal Río Cuarto)

 

¿Qué cuestiones resultaron esenciales en el equipo para sostener estos resultados? ¿Qué “marca registrada” tiene este plantel?

Emmanuel Garello: Lo esencial es nuestro plantel, en relación a la cantidad: los 12 jugadores están en condiciones de jugar y tenemos un montón de variantes y opciones. Eso hace que el equipo sea intenso, rápido y que al mismo tiempo tenga opciones ofensivas y defensivas. También hay cuestiones importantes, como tener a los jugadores U21 y U19, más los U17 que entrenan con el plantel. Todos están preparados para una competencia como la Liga Cordobesa. Eso me da placer como entrenador, porque entrenar con ellos, formarlos como jugadores y sentir que están preparados para jugar en Mayores es algo muy gratificante. También me da placer el hecho de ver cómo entrenan mis jugadores cada día: con el compromiso, la energía y las ganas que le pone un grupo tan identificado con el club. Muy pocas veces se logra un plantel que tenga tanta identidad con una institución.

Federico Ferrero: Es esencial el equipo: el grupo que logramos formar, con jugadores que nacimos en el club y nos conocemos desde hace mucho tiempo. Eso te da un plus. Somos un equipo intenso, que se caracteriza principalmente por defender. Eso se ve en las estadísticas, porque somos uno de los que menos puntos recibieron en el torneo.

 

En cinco de los ocho partidos de esta temporada, Banda Norte tuvo al menos a tres jugadores con 10 o más puntos por partido en cada juego. El equipo de Río Cuarto posee a tres jugadores con promedios superiores a los 10 tantos por encuentro: Giuliodori (14), Leandro Barlasina (13,5) y Ferrero (10,6). Otros dos “arañan” la decena con sus promedios: Barjacoba (9,75) y Lucas Barlasina (9,5).

 

Guillermo Giuliodori: Tuvimos una constante, que tal vez sólo la vemos nosotros: el trabajo y la calidad de cada entrenamiento. Nos tomamos esta Liga con mucha seriedad y trabajamos muy duro. Como marca registrada tenemos la intensidad y el juego colectivo. Proponemos un juego de ida y vuelta. Cuando no se puede lograr ese ida y vuelta, somos muy intensos en defensa, tratando de confundir al rival. Hasta el momento tuvimos todos buenos planteos. Con el correr de los partidos tuvimos muchos jugadores con más de diez puntos y no dependemos de nadie ofensivamente. Eso nos da una rotación larga: los 12 jugadores podemos aportarle al equipo.

Leandro Barlasina: Estoy convencido de que la esencia de este equipo es el sentido de pertenencia del grupo. Somos todos salidos de las inferiores y somos hinchas del club. Queremos al club, deseamos estar en el club y nos conocemos desde hace muchos años. Haber jugado la Liga pasada nos sirvió para aprender: nos costó encontrar el juego de equipo y el rol de cada uno. Después jugamos todos juntos el torneo asociativo de Río Cuarto y ahora se están dando los resultados de todo ese proceso. Tomamos todos los partidos como si fueran el último, tanto de locales como de visitantes. Queremos mostrar energía, garra, intensidad, decisión y confianza, porque todos podemos tomar tiros y aportarle vías de gol al equipo.

 

Banda Norte demostró que no depende de un goleador absoluto en cada juego. En ocho partidos de 2017/18 tuvo cuatro máximos anotadores distintos: Leandro Barlasina (goleador de su equipo en tres ocasiones), Federico Ferrero y Guillermo Giuliodori (ambos con dos juegos) y Franco Barjacoba (un partido).

 

Leandro Barlasina, pieza clave y jugador con el segundo mejor promedio de puntos partido de Banda Norte (Foto: Prensa Lawn Tennis / Archivo)

 

Ya transcurrió la mitad de la fase regular. ¿Para qué están en esta Liga? ¿Cuán lejos o cuán cerca están de dos equipos que siguen invictos y aspiran a lo máximo como 9 de Julio de Morteros y Atlético Bell de Bell Ville?

Emanuel Garello: Hemos jugado gran parte de la fase regular y la Liga nos está poniendo en un lugar con muchas expectativas. Como cuerpo técnico, les planteamos a los jugadores las ganas de ser protagonistas, estar en los primeros planos y mejorar lo que hicimos en la temporada pasada, en la cual quedamos eliminados en cuartos de final. Este año como mínimo queremos llegar a semifinales. No nos conformamos con menos. Queremos poner al club donde se merece: Banda Norte es un ícono del básquet provincial y no puede pelear por menos que unas semifinales. Además, queremos buscar el torneo, ser campeones, llegar al Torneo Federal. El viernes enfrentaremos a un rival fuerte, con aspiraciones de ascender, como Atlético Bell: ahí tendremos un panorama mucho más claro.

Federico Ferrero: La idea es llegar lo más lejos posible. Sabemos que es un torneo muy competitivo, en el cual hay que ir paso a paso. De esa manera, el torneo te va posicionando en el lugar que tenés que estar. Creo que todos sabíamos que Nueve y Bell eran dos equipos que se estaban preparando para algo más. Y lo están demostrando al mantenerse invictos. Todavía no enfrentamos a ninguno de los dos: el viernes nos vamos a poder medir con Bell y espero que lo podamos hacer de la mejor forma posible. Será un gran parámetro para que veamos cómo estamos.

 

Banda Norte es, junto con 9 de Julio de Morteros e Instituto de Córdoba, uno de los equipos con más finales de Liga Cordobesa: disputó cuatro definiciones, de las cuales ganó una, en la temporada 2003/04 (3-2 sobre 9 de Julio de Morteros). Llegó a las finales en las ediciones 2000/01, 2001/02, 2003/04 y 2005/06. No llega a esa instancia desde 2006, cuando perdió 4-2 frente a San Martín de Marcos Juárez.

 

Guillermo Giuliodori: Transcurrida la mitad del torneo ya conoce un poco más a los rivales y nosotros vamos teniendo una identidad. En un primer vistazo, por los resultados que obtuvimos y la forma en que estamos jugando, creo que podemos repetir y mejorar lo del año pasado. Vamos por buen camino. Pero no tenemos que pensar tan adelante, sino ir paso a paso. De hecho, tenemos una gran medida este fin de semana, en un cruce directo contra uno de estos equipos que aspiran al título. De todos modos, la ilusión no se pierde nunca. Y creo que participar de una final es el sueño de todos

Leandro Barlasina: Obviamente, el deseo para esta Liga es, de acá a unos meses, estar jugando la final. Es un gran sueño y sabemos que no será nada fácil, pero consideramos que tenemos material para lograrlo. Si bien hoy estamos un escalón debajo del Atlético Bell y 9 de Julio de Morteros, en las instancias finales del torneo muchas veces los partidos pasan más por una cuestión psicológica y de hambre que de lo estrictamente basquetbolístico. Llegar a la final es el deseo del plantel, del club y de nuestros hinchas también. Ojalá se dé. Sería un sueño.

 


Entrevistas: Gabriel Rosenbaun


Fotos: Gentileza Puntal Río Cuarto


 

CONTENIDO RELACIONADO

Planteles completos 2017/18: Banda Norte (Río Cuarto)

Liga Cordobesa Crelech: victorias de Banda Norte, El Tala, Lawn Tennis y Centro Recreativo en la segunda fecha de la segunda fase

Las estadísticas destacadas de la segunda fecha de la segunda fase de la Liga Cordobesa Crelech 2017/18

Por FBPCweb